El milagro argentino: Leandro Rud representante de modelos

Espectáculos

*Se reconoce un “ignorante moderno” que no sabe enviar mails ni mensajes de texto, que habla inglés “como Tarzán”, y que no terminó la secundaria.
*Pero logró construir una agencia de modelos, entre las que están Jesica Cirio y Karina Jelinek, a puro olfato y con una facturación mayor a la de “Pancho” Dotto y Ricardo Piñeiro.

El representante de modelos Leandro Rud bien puede ser visto como un ejemplo para quienes decidieron no construir su posible éxito económico sobre los cimientos del estudio y el manejo de las herramientas tecnológicas. A él le bastó con su olfato para contar entre sus filas a Jesica Cirio, Karina Jelinek y Jimena Cyrulnik, entre otras, y facturar con ello más que sus pares “Pancho” Dotto y Ricardo Piñeiro.

Ayer a la noche, en el programa que conduce todos los domingos a las 23 por Canal 26, "De Dónde Vengo", Chiche Gelblung repasó la carrera como representante y buceó sobre el éxito profesional de quien, de joven, decidió abandonar la secundaria para vender electrodomésticos en el negocio paterno; de quien no se pone colorado cuando afirma que “nunca leí un libro” o que habla inglés “como Tarzán”; que no sabe mandar mails ni responder mensajes de texto.

Si algo quedó claro en la conversación que mantuvo con Chiche, fue que Rud es un tipo agradecido. Entiende que el crecimiento de su agencia (y, por ende, el profesional de las chicas que dirige) se debe en gran parte a la exposición mediática que alcanzaron en el programa de Marcelo Tinelli; y así lo deja claro: “Todos le tenemos que prender velas a Marcelo”.

Chicas “monstruos”

Rud se ganó la fama de ser un hombre de pocas pulgas. Con todas sus representadas mantiene un mismo y único contrato: el de la palabra. Con ninguna de ellas firmó un papel que los uniera, cuando él no las quiere más, las echa; cuando ella no lo quieren más, se van… “y listo”, sostiene.

Con esa misma sinceridad, recuerda sus primeros pasos en el ambiente farandulesco.  Sus primeras chicas eran “monstruos” que repartían “papelitos” en la Costa Atlántica. De ahí pasó a tener modelos de primera línea, con presencia en la televisión y las pasarelas.

División y porcentajes

En su agencia hay una división entre las chicas que si bien no es tácita, todas la conocen bien. Es la que él hace entre las modelos y las “celebrities”. Las primeras merecen toda su atención, pero las segundas… las segundas son quienes pisan fuerte. Es que ellas recorren las pasarelas, los estudios de televisión y los fotográficos con un firme andar.

A la hora de hablar de dineros, y teniendo en cuenta esta misma división del trabajo, Rud le cobra a sus representadas, entre el 10 y el 25 por ciento del cachet que arregla con las empresas y productoras audiovisuales.

Su nueva estrella

Los nombres de las estrellas consagradas están grabados a fuego en la memoria de sus competidores, pero hay una nueva que despunta sigilosa y entusiasmada: Jorge Rial. “Jorge Rial es mi estrella masculina, estamos haciendo cosas juntos, hace lanzamientos y presentaciones”, repasa Rud mientras piensa a futuro.

Dejá tu comentario