La historia del hijo de Rolón y la carga del papá famoso

Espectáculos

*El psicólogo no se siente querido en algunos ámbitos.

La fama tiene su precio… y si no, que lo diga el licenciado Gabriel Rolón, el psicólogo más mediático de la Argentina.


 


Mientras en su vida profesional no para de cosechar trabajos (es columinsta en RSM y Tarde negra, tiene su propio programa en Radio Mitre y está a punto de lanzar su propia emsión en televisión) y éxitos (su libro “Historias del Diván” está entre los más vendidos desde hace meses), enfrenta entre sus colegas cuestionamientos de tal magnitud que han determinado que su propio hijo, quien siguiendo sus pasos iba a estudiar psicología en la UBA, tomara la decisión de cambiar su futuro profesional, una determinación que dio en el corazón de Rolón:


 


“Lo que más me dolió fue lo que pasó con mi hijo. El estudiaba psicología en la UBA y en una cátedra le tocó escuchar 'Rolón es un chanta'. Dejó la carrera, y yo también dejé de ir a la facu. A mí me gustaba pasar por el bar del centro de estudiantes. Fui hasta que percibí que me miraban mal, como si fuera Judas Iscariote. Hay un prejuicio, creo, o tal vez sea mi propia paranoia...” reveló en una entrevista al diario Clarin.


 


Fruto de la envidia, el prejuicio o un punto de vista diametralmente diferente en lo que hace a la filosofía de la psicología según quien analice el fenómeno, lo cierto es que se planteó una guerra no tan fría entre el psicólogo mediático y sus colegas menos afectos a la divulgación masiva en los medios de la terapia


 


¿Es productiva la divulgación mediática de los casos y técnicas del psicoanálisis y otras técnicas o determina la vulgarización y tergiversación de la terapia?


 


¿Qué opinás?

Dejá tu comentario