Gimnasia le dio una fea bienvenida a Ardiles

DyN
Por DyN

El Huracán de Osvaldo Ardiles tuvo anoche un debut adverso porque el sólido Gimnasia y Esgrima La Plata de Juliio Falcioni lo superó 1-0 en el Estadio Tomás Adolfo Ducó, por la séptima fecha del torneo Apertura.



El gol para el equipo platense lo marcó el mediocampista Matías Escobar a los 10 minutos del período inicial.  Ardiles demostró valor, determinación y ganas de tomar el timón sin pérdida de tiempo, ya que llegó a las 7.30 de la mañana al aeropuerto internacional de Ezeiza, procedente de Inglaterra, e inmediatamente se puso al frente del plantel.


 


El Pitón en la noche de su estreno respetó la formación y el esquema que impuso con éxito su antecesor Antonio Mohamed, quien renunció durante la semana disconforme con la política interna del club y las condiciones de trabajo.


 


Pero Huracán cayó ante un rival exigente. El Gimnasia corregido y aumentado por Falcioni que ya totaliza diez puntos y se colocó en una posición expectante, recuperó el terreno perdido durante del deficitario ciclo del colombiano Francisco Maturana.



Ardiles ingresó a la cancha y la parcialidad local, que tanto quiere a Mohamed, lo recibió con indiferencia. Cuando empezó el juego Gimnasia fue el más activo, ya que mostró una mayor agresividad que su oponente y a los 3 minutos pudo haberse puesto en ventaja con un remate de Luciano Leguizamón que salió al lado del palo izquierdo.


 


La supremacía de los visitantes ya era notoria cuando a los 10 minutos, tras un córner desde la derecha ejecutado por Leguizamón, Renato Civelli ganó en el área y permitió que Escobar embistiera el balón para mandarlo hasta el fondo del arco.


 


Huracán reaccionó luego de la apertura del marcador y por medio de varias escenas que tuvieron su origen con pelota parada fue metiendo a Gimnasia contra su valla y emparejó el trámite del partido. Cristian Sánchez Prette fue quien comandó al local, pero el equipo, a pesar de que buscó incesantemente la igualdad, careció de claridad en los últimos metros como para definir.



A lo largo del capítulo inicial Gimnasia fue muy sólido en defensa y se llevó la ventaja al descanso porque supo aprovechar el cuarto de hora inicial que le resultó favorable. En la segunda etapa decayó el nivel del juego y todo se desarrolló con mayor fricción en la mitad de cancha.



Huracán contó con la posesión del balón y a los 11 minutos casi llegó al empate, ya que Franco Mendoza, tras una buena jugada individual, habilitó a Matías De Federico, quien no consiguió resolver en forma correcta.


 


Gimnasia exhibió actitud, orden y solidez en todas sus líneas. Fue por eso que al equipo de Ardiles se le hizo cada vez más difícil crear espacios en ataque. Escobar y Civelli fueron las figuras de la trabajosa victoria del conjunto de Falcioni en un partido que tuvo un final emocionante porque Huracán nunca dejó de buscar el arco de Sebastián Cejas, pero lo hizo sin la precisión necesaria.



En definitiva, un Gimnasia que ya sabe lo que quiere, doblegó a un Huracán que puso en marcha un período de transición.

Dejá tu comentario