Brasil: levantaron todos los cortes de ruta pro Bolsonaro

Mundo

Los manifestantes se retiraron dos días después de que el mandatario saliente pidiera a sus partidarios que no afecten la economía de Brasil con sus protestas.

Los partidarios de Jair Bolsonaro levantaron este viernes los cortes de ruta que todavía mantenían en rechazo al resultado del balotaje que dio como vencedor a Luiz Inácio Lula da Silva.

La Policía Federal de Carreteras (PRF) anunció en redes sociales que "todas las carreteras federales están libres de bloqueos" aunque se mantienen 11 cortes parciales por protestas en cinco estados de Brasil.

Bolsonaro perdió las elecciones el domingo pasado con el 49,1% de los votos contra el 50,9% que sacó la fórmula del Partido de los Trabajadores que integra Lula da Silva.

Desde ese momento la PRF despejó 954 bloqueos en todo Brasil que causaron problemas de desplazamientos de personas y de transporte de mercancías.

Para el jueves a la noche había 34 bloqueos totales o parciales frente a más de 250 que se registraron el martes.

La situación llegó a tal punto que el miércoles de esta semana Bolsonaro tuvo que pedir a su militancia que despejen las rutas a pesar de que las protestas son parte del "juego democrático".

La Confederación Nacional de la Industria había advertido el martes sobre un "inminente riesgo de desabastecimiento y falta de combustibles" en caso de que las rutas no fueran rápidamente desbloqueadas.

Bolsonaro aún no reconoció su derrota electoral

Si bien Bolsonaro criticó los cortes de ruta evitó reconocer explícitamente su derrota electoral y dio su apoyo a otro tipo de protestas, sin bloqueos, contra la victoria del exmandatario izquierdista, quien gobernará el país por tercera vez a partir del 1 de enero tras dos mandatos entre 2003 y 2010.

En los dos días siguientes al balotaje, el jefe de Estado mantuvo al país en vilo al guardar silencio sobre el resultado, una actitud que, según sus críticos, alimentó la proliferación de protestas.

En su primer discurso Bolsonaro prometió "cumplir con la Constitución" y el jueves tuvo un encuentro "positivo" con el equipo de Lula da Silva para iniciar la transición, según dijo el vicepresidente electo Geraldo Alckmin, quien lidera el equipo de empalme del líder del Partido de los Trabajadores (PT).

El miércoles, miles de bolsonaristas se congregaron frente a cuarteles en las principales ciudades de Brasil para pedir una intervención militar.

En Brasilia, un centenar de personas se agolpaba este viernes frente a una instalación del ejército, constató la agencia de noticias AFP.

Mientras tanto, el equipo de Lula da Silva se instaló esta semana en Brasilia para comenzar el lunes que viene con la transición que culminará con su asunción el 1ro de enero de 2023.

Embed

Dejá tu comentario