Estados Unidos celebra el Día de Acción de Gracias acuciado por el Covid-19

Mundo

Con más de 12 millones de casos confirmados y 262.435 muertes por Covid-19, Estados Unidos se prepara para un Día de Acción de Gracias muy diferente este año.

El Día de Acción de Gracias, o Thanksgiving, es una celebración tradicional muy arraigada en la historia de los Estados Unidos como para que una pandemia suspenda todas las reuniones familiares. Así es como el país más afectado por el Covid-19 en el mundo se prepara para una fecha muy especial.

El coronavirus dejó casi 2.300 muertos en Estados Unidos en las 24 horas, la marca máxima en seis meses.

Sin embargo, millones de personas tomaron aviones el miércoles de esta semana para reunirse con sus familiares a pesar de las recomendaciones de quedarse en casa y limitar los encuentros solo a convivientes.

De todos modos, la cantidad de gente que pasó por aeropuertos fue bastante menor en los días previos a este Día de Acción de Gracias que otros años, según la Administración de Seguridad en el Transporte (TSA).

El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden celebrará Acción de Gracias en Delaware, con su familia más próxima, su mujer, su hija y su yerno. "Hay una esperanza real, una esperanza tangible", dijo ayer en un discurso televisado.

"La vida volverá a la normalidad (...) Esto no durará eternamente", añadió, en alusión a las futuras vacunas contra el covid-19, que podrían empezar a ser administradas en diciembre.

Pese a las esperanzadoras palabras de Joe Biden, todos los indicadores de la evolución del coronavirus en Estados Unidos son alarmantes.

En las últimas 24 horas el país registró 2.297 muertes por el virus, con lo que el total se elevó a más de 262.000, según datos de la universidad Johns Hopkins (JHU) citados por la cadena CNN.

La cifra de decesos del miércoles 25 fue la mayor en un solo día desde principios de mayo, cuando Estados Unidos estaba en el medio de su primer pico, el de la primavera pasada, que afectó sobre todo al Noreste, y en especial a la ciudad de Nueva York.

Accion gracias
Accion gracias
Accion gracias

Especialistas atribuyen el pico actual de otoño a la necesidad de pasar más tiempo en interiores por la llegada del frío, así como al escaso cumplimiento de la gente de las medidas de prevención, como el uso de tapabocas o el distanciamiento social.

Los expertos dicen que este pico es el peor por la cercanía del invierno y porque abarca todo el territorio, a diferencia del segundo, el del verano pasado, que afectó sobre todo a estados del sur y oeste del país.

Estados Unidos registró ayer 181.490 nuevos casos, superando los 100.000 por vigésimo tercer día seguido, de acuerdo a la base de datos de JHU.

Además, por décimo sexto día consecutivo, el país alcanzó ayer un nuevo récord de pacientes internados con coronavirus, de 89.954, según la plataforma especializada Covid Tracking Project.

Estados Unidos acumula ya más de 12,7 millones de contagios desde el inicio de la pandemia.