Estados Unidos registró 10 millones de casos de coronavirus

Mundo

India es el segundo país más afectado después de Estados Unidos mientras en Europa reforzaron las medidas para contener la segunda ola de contagios.

Estados Unidos se convirtió este lunes en el país con más casos acumulados de coronavirus al superar los 10.022.557 diagnósticos confirmados, lo que representa un quinto del total de pacientes a nivel mundial. Las autoridades sanitarias también informaron que se registraron 237.979 muertes por Covid-19.

El siguiente país más afectado por la pandemia de coronavirus es la India, donde hay 8.553.657 casos acumulados de los cuales 126.611 resultaron fatales (el 53% menos de muertes que en Estados Unidos aún teniendo un millón y medio menos de pacientes).

De acuerdo con los datos aportados por los gobiernos a la Universidad Johns Hopkins desde el inicio de la pandemia, el mundo registró más de 50,7 millones de contagios tras sumar en las últimas 24 horas más de 560.000 nuevos casos.

Los decesos acumulados ya ascienden a 1,26 millones de personas. Las últimas 5.740 muertes se sumaron durante la jornada.

Para Estados Unidos la noticia de la farmacéutica Pfizer sobre la vacuna contra el coronavirus que tuvo un 90% de eficacia en la fase 3 de su desarrollo funcionó como un alivio aunque el principal epidemiólogo del Gobierno federal, Anthony Fauci, advirtió que "la situación no es buena".

Tanto Donald Trump como su sucesor, el presidente electo Joe Biden, celebraron públicamente la novedad aunque el demócrata se mostró cauto y pidió mantener el uso del tapabocas entre otras medidas de prevensión hasta que la vacuna sea de acceso masivo.

pandemia estados unidos
Estados Unidos elige Presidente en medio de la pandemia

Estados Unidos elige Presidente en medio de la pandemia

Pfizer planea solicitar a la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de Estados Unidos una autorización de emergencia para poder lanzar su vacuna, informó este lunes el diario The New York Times.

Mientras tanto, en Europa, los gobiernos de Portugal y Hungría tuvieron que tomar nuevas medidas esta semana para contener la segunda ola de contagios de Covid-19. Esto significa imponer mayores restricciones al movimiento y actividad de las poblaciones, como ocurrió en España, Reino Unido o Italia.

El primer ministro de Hungría, Viktor Orban, anunció un toque de queda para contener este segundo rebrote del virus, que dejó en el país los peores datos diarios de toda la pandemia, con niveles por encima de los 5.000 positivos.

Orban reveló en un video difundido por Facebook que durante al menos 30 días nadie podrá salir de su casa entre las 20 y las 5 de la madrugada mientras que todos los comercios deberán cerrar a las 19.

La situación es similar en Portugal, donde este lunes empezó el estado de emergencia sanitaria y un toque queda, en el que los ciudadanos de los 121 municipios de "alto riesgo" deben atenerse a un "deber cívico de confinamiento a domicilio".