El tropezón del Papa en un nuevo gesto de humildad

Mundo

El flamante Sumo Pontífice se enredó con sus vestimentas al levantarse de sus aposentos para saludar al cardenal Angelo Sodano, en lugar de esperar a que el purpurado se acerque para besarle el anillo que simboliza el poder pontificio.

Un breve momento de preocupación se vivió este viernes entre los cardenales cuando el papa Francisco tropezó en la Sala Clementina del Vaticano al acercarse para agradecer las palabras de recibimiento a su pontificado pronunciadas por Angelo Sodano.

Durante otro gesto de humildad realizado por el Papa, quien se molestó en levantarse de su aposento cuando lo habitual es que el cardenal se acerque a besarle el anillo que simboliza el poder pontificio, Francisco se enredó con sus vestimentas, pero sin llegar a mayores consecuencias.

      franciscotropiezo


El Sumo Pontífice portó la cruz pectoral que siempre llevó, plateada, y no la tradicional cruz de oro de los pontífices.

Sodano le dio la bienvenida en nombre de los purpurados, quienes se pusieron a "total disposición" del nuevo jefe de la Iglesia Católica.

El Sumo Pontífice ofició este jueves con ellos una misa en la Capilla Sixtina, un día después y en el mismo lugar donde fue elegido 266to papa de la historia de la Iglesia.

El papa Francisco, nombre adoptado por el cardenal Jorge Bergoglio, se sigue alojando en la residencia de Santa Marta.

Allí permanecerá hasta que concluyan las tareas de acondicionamiento del apartamento pontificio que estuvo precintado desde que Benedicto XVI renunció al solio pontificio, el pasado 28 de febrero.

Temas

Dejá tu comentario