"Los alimentos que se tiran se roban de la mesa del pobre"

Mundo

El Sumo Pontífice criticó la cultura del desperdicio durante la tradicional audicencia que brinda los miércoles en el Vaticano. Animó a los feligreses a promovier la cultura de la solidaridad.

El Papa Francisco invitó a condenar la "cultura del desperdicio" porque, a su entender, "los alimentos que se tiran se roban de la mesa del pobre", durante la audiencia general de los miércoles en la Plaza de San Pedro.

"Los alimentos que se tiran a la basura son alimentos que se roban de la mesa del pobre, del que tiene hambre", dijo Francisco para condenar la "cultura del desperdicio" y animar a promover una "cultura de la solidaridad" que respete el medio ambiente.

El Pontífice recordó que este miércoles se celebra el Día Mundial del Medioambiente, que invita "a contrarrestar el desperdicio de alimentos y a mejorar su distribución en el mundo". "Dios confió al hombre y a la mujer el cultivo y cuidado de la tierra, para que todos pudieran habitar en ella, pero el egoísmo y la cultura del desperdicio han conducido a desechar a las personas más débiles y necesitadas", aseguró.

En esta línea, el Papa precisó que "más aún, en muchas partes del mundo, pese al hambre y la desnutrición existentes, se desechan los  alimentos".

 Asimismo, Francisco recordó el relato evangélico de la multiplicación de los panes en el que "Jesús da de comer a la multitud con cinco panes y dos peces, y apuntó que "cuando la comida se comparte de modo justo, nadie carece de lo necesario" ya que "la ecología humana y la ecología medioambiental son inseparables".

Además, el Papa afirmó que el hombre no cuida el medioambiente y que esta crisis ambiental, del hombre, es una crisis de la persona, "la persona hoy está en peligro". Igualmente, reiteró que "la causa del problema no es superficial", no es "sólo económica sino ética y antropológica" porque "el dinero manda", por lo que instó a "cuidar la tierra no el dinero".

En su saludo a los peregrinos de lengua española se detuvo en particular a los grupos provenientes de España, Colombia, Uruguay, Argentina, México y los demás países latinoamericanos y los invitó a "respetar y cuidar la creación, a prestar atención y cuidado a todos y a contrarrestar "la cultura del desperdicio" y del desecho para promover una cultura de la solidaridad y del encuentro".

Temas

Dejá tu comentario