La esvástica: un antiguo símbolo que tiene dos significados opuestos

Mundo


  • Para las antiguas culturas de Oriente era un símbolo de paz y buena suerte.
  • Hitler la inmortalizó como signo de horror, muerte y racismo.

Antes de trascender en el mundo occidental como símbolo del nazismo, la esvástica era un signo del hinduismo relacionado con la paz que se lo vinculaba a la “buena suerte” o “augurios auspiciosos”.

El símbolo tiene más de 5.000 años de antigüedad, y además del hinduismo era utilizada en religiones antiguas como la mesopotámica o la egipcia. Mientras que en la cultura occidental simboliza el horror del régimen nazista y se relaciona con la muerte, el crimen, la barbarie, el racismo y la discriminación; en el mundo oriental es un signo relacionado con el sol y la buena fortuna.

Etimológicamente proviene del sánscrito, el lenguaje clásico de la India, de la palabra swasti, y quiere decir “bien estar”. En Asia está relacionada con la buena suerte,  en los cultos  budista, jainista e hinduista, y es muy común en los templos e incluso en las puertas de los hogares.

En Japón se la denomina manji y significa “los diez mil dioses”, y en la China del taoísmo es el signo del número diez mil, que se identifica con la totalidad de los seres de la tierra.

El partido nazi se apropió de este símbolo en 1920, influenciado por un grupo de ocultistas y esotéricos con ideas racistas. A pesar de su simbología milenaria, en la actualidad es imposible no relacionar la esvástica con todo el horror que dejó la segunda guerra mundial.

Dejá tu comentario