Obama defendió "un ataque limitado, no como en Irak"

Mundo

Dijo que esa opción "conlleva riesgos mensurables". "Si la comunidad internacional está atascada, la gente mira hacia Estados Unidos", dijo.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, cerró la cumbre del G-20 y defendió una intervención militar en Siria, la que definió como "un ataque limitado, no como en Irak". Argumentó que esa opción lleva "riesgos mensurables".

Obama subrayó que "debe haber una respuesta firme y medidas serias" para castigar al régimen de Bachar al Asad, pues las armas químicas son un peligro para toda la región, en una conferencia de prensa al término de la cumbre del G20 en San Petersburgo.

"Seguimos pensando que el régimen de Al Asad usó esas armas, y es una tragedia. También es una amenaza para los países vecinos y para todo Oriente Medio porque pueden caer en manos de grupos insurgentes", afirmó Obama.

El mandatario admitió que la intervención "siempre es impopular" para la población "porque parecen distantes", pero confió que su electorado quiera que ofrezca su mejor "criterio" para combatir las presuntas armas químicas que posee el país árabe. "Por eso me eligieron y me reeligieron", argumentó.

"Seremos más eficaces si estamos unidos", sostuvo Obama.


Dejá tu comentario