Tragedia en los Alpes: recuperaron el 80 por ciento del fuselaje del avión

Mundo

Los restos de la aeronave que se estrelló el 24 de marzo pasado en los Alpes franceses y que provocó la muerte de 150 personas ya fueron recogidos por los equipos que realizan los trabajos de limpieza en la zona.

El director de operaciones de la aerolínea alemana Lufthansa, empresa matriz de Germanwings, Carsten Henig, precisó que ya se removieron unas 35 toneladas de los restos de fuselaje y una vez que se terminen las tareas se procederá a la "descontaminación ambiental".

La empresa destacó que la recogida de los restos del avión avanza "más rápido de lo esperado" gracias al buen tiempo reinante en las dos últimas semanas.

Además, apuntó que el tamaño de los restos es "muy diverso, desde centímetros hasta metros cuadrados", según consignó la agencia.

"Un equipo de 60 personas se encuentra trabajando en la primera zona, junto con un dispositivo de seguridad para evitar intrusiones", destacó la compañía, y agregó que se espera que en 18 días hábiles ya se haya conseguido almacenar todos los restos en un depósito cercano.

La Fiscalía francesa encargada de investigar el siniestro maneja como hipótesis principal que el copiloto Andreas Lubitz, alemán y de 27 años, accionó el descenso del Airbus A230 tras tomar los mandos y negarse a abrirle la puerta al comandante.

Desde entonces se supo que el hombre recibió hace años tratamiento psicoterapéutico por "tendencias suicidas" y que tenía un certificado médico de baja por enfermedad psiquiátrica que había roto y ocultado a la empresa, vigente para el día del siniestro.

Trascendió, además, que buscó por Internet información sobre métodos para suicidarse y sobre el funcionamiento de las puertas de las cabinas de vuelo, según comunicó la fiscalía de Düsseldorf que también investiga el hecho.

El avión de Germanwings, que se dirigía de Barcelona (España) a Düsseldorf (Alemania), se estrelló el 24 de marzo provocando la muerte de 150 personas, entre ellos tres argentinos: Juan Armando Pomo, Gabriela Maumus y Sebastián Grecco.

Dejá tu comentario