Newell´s y Central: el fútbol rosarino al borde del abismo

Si la temporada del fútbol argentino de Primera División finalizara esta fecha, se estaría dando una situación particularmente llamativa, y que sería penosa para todos aquellos que disfrutan del buen fútbol.



El que se detenga a ver la tabla del descenso quedará pasmado, al notar que en este momento Newell’s se está yendo al descenso, y Rosario Central está en zona de promoción, no muy lejos de perder la categoría en forma directa.



La nueva temporada, se sabía que iba a comenzar difícil para estos dos equipos, pero las muy buenas actuaciones que vienen teniendo tres de los cuatro ascendidos, complicaron aún más la situación de los dos equipos más grandes de Rosario. Y si a todo el contexto se le suma que los archirrivales no encuentran un rumbo futbolístico, el futuro se avisora cada vez más negro.


 


Newell’s ya perdió un técnico en este torneo luego del clásico, Central todavía no, pero mucha cuerda no le queda. Hay que tener en cuenta que los momentos institucionales de los dos no son de lo mejor.


 


El equipo rojinegro tiene casi como único bien a su estadio (a nivel club ni siquiera sede social tiene), y el capital está sólo en algunos jugadores, mientras que los auriazules están en quiebra, y para cada movimiento tiene que tener el visto bueno del juez o jueza de turno.


Podría darse algo sin precedentes en el fútbol grande del fútbol argentino: que no haya un representante rosarino en Primera División. Por lo menos uno de los dos siempre estuvo. Newell’s tuvo su único descenso allá por el lejano año de 1960, mientras que de los tres que tuvo Central, el último fue en 1984.


El fútbol argentino sufre, porque Rosario, uno de sus mayores semilleros, está en crísis, el presente es muy oscuro, y el futuro más aún.

Dejá tu comentario