-

-

Multan a la Ciudad por mala praxis a embarazada: dio a luz y le dejaron una gasa en el útero

12 de abril de 2018

El hecho sucedió en 2008, en el hospital ramos Mejía. La mujer sufrió el insólito descuido en el quirófano cuando le practicaron la cesárea.

La justicia porteña condenó este jueves al gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y a cuatro miembros del equipo médico del Hospital General de Agudos "Ramos Mejía" a pagar una indemnización por daño moral a una mujer que sufrió graves malestares tras haberle dejado una gasa dentro del útero cuando le hicieron una cesárea

El juez Víctor Rodolfo Trionfetti, titular del juzgado n.° 15 en el fuero Contencioso Administrativo y Tributario, hizo parcialmente lugar a la demanda interpuesta por una mujer que sufrió una mala praxis durante su cesárea en el Hospital General de Agudos "José María Ramos Mejía" y condenó al gobierno porteño, a Seguros Médicos S.A. y al personal médico que participó de la cirugía -la médica tocoginecóloga, el médico residente, la instrumentadora quirúrgica y la instrumentadora circulante- a abonar a la víctima la suma de 90 mil pesos en concepto de daño moral.

Todo sucedió en septiembre de 2008, cuando la mujer de 33 años fue sometida a una cesárea. Tras el olvido, la mujer "debió convivir con un bodoque de gasa en su interior desde el 14 de septiembre de 2008 hasta el 25 de mayo de 2009 en que, luego de intensos y continuos malestares y padecimientos, fue detectado y extraído por vía quirúrgica en el sanatorio Güemes", consignó el sitio ijudicial.

"Durante ese itinerario temporal, la mujer peregrinó en busca de un diagnóstico por diferentes instituciones ante los malestares que padecía. Ingresó en ambulancia al sanatorio 'Güemes' en condiciones delicadas. Incluso, cuando se intentó retirar la gasa, una vez detectada, esa intervención le provocó gran dolor por lo que se debió recurrir a cirugía para la extracción", agregó el magistrado.

En su demanda, la mujer había reclamado 205 mil pesos por incapacidad sobreviniente, daño psicológico, daño moral y gastos de tratamiento, pero el juez sólo hizo lugar al daño moral por 90 mil pesos, ya que en las pericias no se constataron tales padecimientos.

Temas