-

-

-

-

Mucho en común: el análisis psicológico de los descargos de Rodrigo Eguillor y Juan Darthés

Por: Mariano Martín Fernández
15 de diciembre de 2018

Uno lo hizo por Instagram, el espacio en el que más cómodo se siente y en el cual seducía y conquistaba. El otro, por televisión, el medio en el que construyó su carrera con una imagen intachable hasta que lo denunciaron por primera vez. Las reacciones que causaron fueron similares. Sus palabras, bajo la lupa de una profesional.

Atractivos, exitosos, seductores e influyentes, es lo que muestran y buscan demostrar ambos que son. Perversos, es lo que terminan siendo para sus víctimas. Uno es un joven estudiante hijo de una fiscal que lo habría salvado más de una vez y el otro es un padre de familia con amigos poderosos que lo defendieron a capa y espada. Rodrigo Eguillor y Juan Darthésson las figuras que en los últimos días causaron repudio e indignación en el grueso de la sociedad.

Rodrigo Eguillor y Juán Darthés no son tan diferentes como parecen a primera vista. Son similares. Actúan parecido. Sus estrategias son parecidas. Varias características de su personalidad se condicen con el perfil del perverso. Son seres que buscan el control y la manipulación del otro, para llevarlo a la destrucción humillándolo, generándole culpa, con sometimiento y violencia”, cuenta a minutouno.com Elvecia Trigo, psicóloga especialista en prevención en medios de comunicación.

Rodrigo Eguillor.mp4

Desde este medio se le pidió que analizara los videos con los descargos de los dos acusados por delitos sexuales. El estudiante de abogacía de 24 años fue detenido por abuso sexual con acceso carnal, lesiones y daños contra Lourdes Segura. El actor de 54 años fue denunciado el 4 de diciembre en Nicaragua por la violación de Thelma Fardin, una compañera de elenco que en 2009, cuando habría perpetrado el hecho, tenía 16 años.

Trigo los define como “seductores” y argumenta que “Darthés se mostró siempre como un hombre exitoso, talentoso y ejemplar. Todos en el elenco de "Patito Feo", lo señalaban como un padre para ellos, alguien de confianza, alguien de quien no hubieran esperado semejante denuncia. Eguillor no está en esa línea, pero sí seduce, de otra forma: con su imagen y discurso megalómano. Se ve a sí mismo y se muestra como alguien ‘fachero’. Que lo puede todo porque es irresistible, de clase alta y poderoso por su familia. Alguien que nunca abusaría, según él mismo dice, porque no lo necesita, porque 'es fachero'. Tiene todo (y a todas) las que se le antojan. Ambos muestran este patrón de creer poderlo todo, creer que pueden convencer a todos, sobre todo en a las mujeres”.

Juan Darthés - Televisión

“En su discurso, se puede ver la seducción. Simulan ser la persona perfecta, ideal y maravillosa. Sus ideas son totalizadoras. Darthés se muestra como alguien más querible. Eguillor como un superhombre. Son distintos, pero buscan lo mismo: embelesar y maravillar, con el objetivo de controlar y dominar. De esta manera confunden y atrapan”, concluye.

MISMO MODUS OPERANDI

“Cuando Eguillor y Darthés se ven en problemas, ambos buscan defenderse de la misma manera: con humillaciones y poniendo la culpa en la víctima. Lo tratan de lograr a través del odio, que siempre está presente en su inconsciente, pero habitualmente está enmascarado. El odio aparece en el momento en que la mujer intenta recuperar la libertad, ya sea en el balcón de Eguillor, o luego de la denuncia de Thelma, o cuando ambos perdieron el control absoluto de la situación por la presión de los medios. En Eguillor es explosivo. Los insultos en Instagram de este joven hacia la mujer (su denunciante o cualquier otra) son contundentes e irreproducibles. Ni siquiera tienen sentido. Son la explosión de odio por haber perdido, por no poder someter y manipular”, sostiene Elvecia Trigo.

Embed

Juan Darthés solo había emitido un tuit desde que Thelma Fardin lo denunció por violación en una conferencia de prensa realizada junto al colectivo “Actrices Argentinas”. Sin embargo, este jueves decidió romper su silencio en una entrevista televisiva. “Ella golpeó la puerta de mi habitación. Yo la saqué de mi habitación. Yo le dije ‘estás loca’. Yo le dije ‘vos tenés hijos de mi edad’”, sostuvo el actor con notable nerviosismo. Eguillor había hecho un descargo en Instagram que se viralizó. “Le salvé la vida”, dijo quien permanece detenido .

En Darthés su odio se evidencia al presentar a quien es la denunciante como victimaria. Ocurre cuando dice "ella fue la que se me insinuó y yo fui el que la sacó de la habitación". Ese es el recurso y la habilidad del perverso: dar vuelta la situación para que el que es culpable termine siendo inocente, e incluso el héroe. Eguillor también cae en este recurso, aunque más torpemente, cuando dice que la mujer en el balcón no estaba escapando, sino que ella se quería suicidar, y él la salvó”, explica la psicóloga.

La profesional agrega que “ante el descontrol, los dos recurren desesperadamente a la búsqueda de impunidad. ‘Yo no hice eso’, dicen ambos. Y los dos ponen a su familia de escudo. ‘Llamen a mi mamá’, decía Eguillor; ‘Yo ya estoy muerto, esto lo hago por mis hijos’, dijo Darthés. En cierta forma, ambos buscaron salir indemnes. Uno con la madre, que nunca respondió. Otro buscando el apoyo del ex de Thelma, Juan Guilera, que no respondió como Darthés esperaba. También en los dos casos acudieron a los medios desesperados por algo de oxígeno, pero el resultado fue el mismo”.

Que Eguillor y Darthés sean parecidos, ¿es casualidad? Para la teoría, no lo es. Los dos comparten las características del perverso, que están escritas y descritas por especialistas hace décadas. Entender cómo es un perverso nos puede ayudar a detectar a personas con estas actitudes. Nos pone en alerta y nos permite defendernos. Para no caer en su juego de humillación y violencia y no padecer en silencio como le pasa a tantas mujeres. Como le pasó a Thelma, durante 9 años”, concluye Elvecia Trigo, psicóloga clínica MN 5442, en el informe que envió a este sitio.

Eguillor está acusado de privación ilegal de la libertad, abuso sexual con acceso carnal, lesiones y daños contra Lourdes Segura, y la causa es investigada por el juzgado de Bruniard y la fiscalía Criminal y Correccional N°22, a cargo de Eduardo Cubría. Darthés fue denunciado por violación ante la Unidad Especializada de Delito contra la Violencia de Género (UECVG), perteneciente al Ministerio Público nicaragüense. Si son encontrados culpables, podrían pasar muchos años en la cárcel. Otra coincidencia, más allá de sus perfiles.

Temas