-

-

Cecilia Moreau contó entre lágrimas que a los 16 años abortó: "Era una nena y quería tener una vida"

04 de diciembre de 2020

La diputada cerró este viernes el debate sobre el proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo en la Comisión de Legislación Penal, contado su experiencia personal con el aborto clandestino.

A mí no me pesa el embarazo que interrumpí, me pesa el miedo y la clandestinidad. Yo era una nena de 16 años y tenía derecho a tomar mi decisión”, relató la diputada Cecilia Moreau (FdT), ante la Comisión de Legislación Penal.

Dip. Moreau, Cecilia - Reunión Informativa por la ley IVE - 04-12-2020

Fue en el cierre del cuarto día de debate del proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), y la presidenta de esa comisión que busca emitir dictamen contó entre lágrimas que, siendo adolescente, se practicó un aborto clandestino.

“Nadie toma el aborto como método anticonceptivos, nadie lo promueve, nadie quiere llegar, pero saben que pasa, a esta mujer que preside este debate a los 16 años le pasó”, sostuvo, señalando que "era una nena que quería tener una vida, soñaba con ser médica, con militar, con viajar, con vivir un montón de cosas que no había vivido, y tuve la suerte de poder hablarlo con mi mamá, sin miedo, y que me acompañara en mi decisión”.

No obstante, aclaró que "tuve la suerte de que tenía los medios económicos y los métodos como para llegar a un consultorio en un barrio de Recoleta, un sábado a la mañana", donde "había un médico, un anestesista, un lugar seguro, y tenía la plata: 30 mil pesos en esos momento, una barbaridad”.

Con lágrimas en los ojos, la diputada del Frente de Todos relató que compañeras suyas de colegio “no tuvieron la posibilidad que tuve yo de acceder a un aborto más seguro, y esas compañeras tuvieron que vivir situaciones traumáticas, ninguna murió, pero algunas de ellas perdieron la posibilidad de ser madre más adelante”.

Tras indicar que "yo tengo una hija, que es lo que más amo en la vida, y cuando tomé la decisión de maternar fue a conciencia, la decisión que más feliz me hizo en mi vida", aclaró que "no me pesa el embarazo que interrumpí, al día de hoy, lo que me sigue pesando es el miedo y la clandestinidad, el miedo que sentí, siento una nena, sintiendo algo que estaba haciendo algo que estaba prohibido, porque en definitiva estaba tomando una decisión sobre mi propia vida también”.

“Las mujeres y las nenas tenemos derecho a tomar decisiones, yo creo que lo que tenemos que hacer es pensar que a las próximas generaciones, a nuestras hijas, a las hijas de todos y cada uno le puede pasar”, advirtió, y afirmó que "nosotros, como dirigentes políticos, tengamos la posición que tengamos, debemos estar orgullosos de llevar adelante este debate, porque estamos haciéndonos cargo de nuestra responsabilidad como legisladores".