López desmintió que Massa analice resignar su precandidatura presidencial

Política

La precandidata a suceder a Scioli salió al cruce de los rumores que indicaban que ante su estancamiento en las encuestas el líder del Frente Renovador podría optar por pelear por la gobernación bonaerense.

La diputada provincial y precandidata a gobernadora de la provincia de Buenos Aires, Mónica López, desmintió que el jefe de ese espacio político, Sergio Massa, esté analizando la posibilidad de bajarse de la candidatura presidencial.

"Massa no se baja, son puras habladurías ¿Cómo se va a bajar alguien que está primero en las encuestas? Es ridículo. Seguramente haya intereses del establishment para que se baje" aseguró López este jueves en diálogo con FM Nacional Rock.

En los últimos días y ante el crecimiento de la figura de Mauricio Macri y el estancamiento de Massa en las encuestas que comienza a arrojar un escenario electoral polarizado entre el líder del PRO y Daniel Scioli, empezó a circular la versión que indicaba que el diputado y referente del Frente Renovador podría resignar sus aspiraciones presidenciales y buscar la gobernación bonaerense.

Sin embargo López fue tajante: "No hay que ser ridículos, va a seguir trabajando y va a ser presidente".

Asimismo la precandidata del massismo rechazó que ella misma fuera a bajarse de la carrera por la gobernación de la provincia de Buenos Aires en medio de la fuerte interna que se libra en ese espacio desde la llegada de Francisco De Narváez.

" Sigo siendo precandidata a gobernadora por el Frente Renovador. El día sábado vamos a presentar una reunión junto con Massa y otros compañeros legisladores, intendentes para ver cómo vamos a construir de cara a las PASO que vamos a tener en la provincia de Buenos Aires" explicó López a días de la cumbre que el massismo mantendrá para delinear la estrategia de cara a la compulsa bonaerense.

Acerca de la feroz interna que vive el Frente Renovador López admitió que "en todas las familias existen algunas tensiones, en todos los partidos pasa así como en el Frente para la Victoria. Es lógico y normal que haya discusiones porque sino sería todo el tiempo aceptar las directivas. Está bien que haya movimientos internos porque da la posibilidad de manifestar lo que pensamos".

Desmintió además que esté enfrentada al diputado y también precandidato a gobernador bonaerense, Darío Giustozzi. "Con Darío tenemos una buena relación. Fuimos los que fundamos el Frente Renovador en 2013, al que le dimos ganas, fuerza, estructura y movilidad social. Estamos bien, tenemos cosas en común".

Y admitió: "Me queda la tranquilidad de haberle dicho a Massa que lo de De Narváez fue un gran error".

Dejá tu comentario