García, víctima de la Gestapo antisindical: "La Justicia no puede mirar para el costado, hay pruebas contundentes"

Política

García estuvo preso 4 años en Marcos Paz y uno bajo el régimen de prisión domiciliaria en el marco de una causa que ahora parece caerse a pedazos tras el escándalo de la "Gestapo antisindical" de Vidal.

David García es secretario de Finanzas de la Uocra La Plata y congresal nacional. En 2017, cuando llevaba apenas 5 meses como miembro de la conducción gremial, fue detenido junto a su cuñado y referente sindical Juan Pablo "Pata" Medina, acusado de integrar una asociación ilícita e intimidaciones.

Pasó 4 años preso en el penal de Marcos Paz y otro más con prisión domiciliaria a la espera de la elevación a juicio de una causa que ahora parece caerse a pedazos a partir del video difundido ayer en el que se ve a Marcelo Villegas, ministro de Trabajo durante la gestión de María Eugenia Vidal en la provincia de Buenos Aires, asegurar a empresarios del rubro de la Construcción, asegurar que está dispuesto a hacer los que fuera necesario, incluso montar una Gestapo antisindical para "terminar con todos los gremios".

Tres meses después de esa reunión Medina, García y otros dirigentes de la Uocra fueron detenidos.

Villegas y Vidal.jpg
María Eugenia Vidal y Marcelo Villegas

María Eugenia Vidal y Marcelo Villegas

"Fue una pesadilla" asegura García en diálogo con minutouno.com. Pero se trata de una pesadilla que no termina todavía: "Estas causas armadas, con testigos falsos, arrepentidos operados por el gobierno de Macri y Vidal generaron mucho daño. Fue todo muy duro para nosotros y para nuestras familias. En mi caso particular, yo que nunca tuve que tomar una pastilla en mi vida de pronto tuve que empezar un tratamiento psiquiátrico que sigo todavía porque tengo ataques de pánico. No puedo salir a la calle".

Durante su detención García realizó dos huelgas de hambre para exigir que la causa avance y perdió 25 kilos.

García apuntó no sólo contra los gobiernos de Macri y Vidal sino también contra "algunos sectores de la Justicia y del periodismo que fueron operados por (Jorge) Triaca, (Patricia) Bullrich, (Julio) Garro y operaron a su vez porque había muchos intereses económicos en juego. La Plata está rodeada de plantas de muchas multinacionales y sabemos ahora que iban por los acuerdos económicos que lográbamos" para los trabajadores.

"Ahora quieren (por los dirigentes del macrismo) levantar la bandera de la libertad y de la justicia pero ello jamás la aplicaron, fueron cómplices en todo este armado contra dirigentes políticos, gremiales y sociales", disparó García.

Gestapo de Vidal

"Tengo fe en Dios y tengo confianza en que la Justicia, a partir de todos estos elementos de prueba va a dictar rápidamente la nulidad de la causa" señaló y recordó que además del procesamiento se le dictó, al igual que al resto de los imputados la prohibición de trabajar en cualquier actividad vinculada con la construcción.

"Por esta causa armada no puedo trabajar, vendo sandwiches en la puerta de mi casa, es una medida anticonstitucional que seguimos padeciendo, y es muy duro a mis casi 44 años seguir dependiendo de la ayuda de mis padres que son jubilados por esto que me hicieron", contó García.

Destacó "la valentía de (la titular de la AFI, Cristina) Caamaño al presentar estas pruebas en la justicia para tratar de sacar la verdad a la luz" y aseguró que "ahora la Justicia no puede hacer oídos sordos o mirar para el costado. Acá sí hay elementos de prueba claros y salta a la luz que había una asociación ilícita para perseguir opositores y dirigentes sindicales, no tengo ninguna duda de eso".

"Lo que más nos afectó es que nuestros hijos ni pudieran ir a una plaza tranquilos, sin ser señalados con el dedo por culpa de quienes mancharon el apellidos de nuestros padres", concluyó García.

Embed

Dejá tu comentario