Avión retenido en Ezeiza: tripulantes venezolanos confirman que pilotos iraníes los estaban capacitando

Política

Advirtieron que aún no se determino cuál es el delito que se investiga, lo cual – entienden- es "una irregularidad" y exhortaron a la justicia a resolver su situación.

Los tripulantes venezolanos exhortaron a la justicia para que se resuelva rápidamente su situación ya que les causa “un profundo daño”, también a sus familias, y a la empresa aérea Emtrasur que no cuenta con su avión y “sufre ataques de propaganda totalmente infundados”.

En un comunicado que dejaron trascender aseguran que se encontraban capacitándose con los pilotos iraníes que volaban ese avión desde años atrás.

Aseguran que los cinco pilotos iraníes, que también tienen prohibición de salida del país, los capacitan cruzando distintas fronteras sin haber tenido inconvenientes con ninguna autoridad.

Indican que la tripulación pasó seis veces Migraciones desde el lunes en que arribó la aeronave hasta el viernes y por la única razón que quedaron en Buenos Aires fue porque rehusaron reabastecer a la aeronave con combustible “pese a encontrarse totalmente pago y aceptado”.

Los tripulantes no han sido imputados aún en la investigación que lleva adelante el juez de Lomas de Zamora Federico Villena, pero tienen sus pasaportes retenidos y no pueden abandonar el país ya que pese sobre ellos prohibición de salida.

Los allegados a los tripulantes dijeron que la situación causa “gran preocupación” porque se trata de un avión venezolano que fue comprado a la empresa Mahar para poder realizar transporte de carga en la región.

Ese vuelo, explican, provenía de Queretaro, Mexico y fue contratada para llevar autopartes a Volkswagen a Buenos Aires. Esa carga “se entregó en tiempo y forma y sirvió para que la fábrica argentina no tenga que parar su producción”.

Advirtieron que aún no se determino cuál es el delito que se investiga, lo cual – entienden- es “una irregularidad dado que la fiscal debe individualizar los hechos y subsumir el delito que prima facie podría encuadrarse”.

Embed

Dejá tu comentario