Segundos afuera

EFE
Por EFE

Después de 82 años de gloria en el mundo del boxeo, el legendario cuadrilátero del Madison Square Garden no volverá a ser el escenario de peleas históricas porque será donado al Salón de la Fama.

Considerado como la "Meca del Boxeo", el Madison Square Garden está unido a los nombres de las figuras más legendarias que forman parte principal de la historia del deporte del boxeo.

Los que han vivido las peleas por los títulos mundiales en el Madison Square Garden siempre han reivindicado un ambiente único y especial, que no se ha dado en ninguna otra parte, especialmente antes que las peleas más importantes comenzaron a disputarse en los hoteles casinos de Las Vegas.

Nombres como los legendarios Joe Louis, Sonny Liston, Muhammad Ali, Joe Frazier, el puertorriqueño Tito Trinidad, el mexicano Julio César Chávez, Leonard Ray Leonard y el panameño Roberto "Mano de Piedra" Durán, entre otros, protagonizaron grandes peleas en el Madison Square Garden.

"Los fanáticos. El ambiente. El colorido. El Garden era algo muy especial... pienso que varias de las peleas más emocionantes ocurrieron en ese cuadrilátero, y siempre me fue bien allí", declaró Frazier, que tuvo un récord de 9-1 en la "meca del boxeo" camino de entrar en la inmortalidad.

Pero ninguna como la que protagonizó a 15 asaltos el 8 de marzo de 1971 frente a Ali, que fue calificada como "La Pelea del Siglo".

"Creo que fue una noche inolvidable por todos los que tuvimos la oportunidad de vivirla tanto como protagonistas en el cuadrilátero como de espectadores", destacó Frazier, que alabó la decisión de entregar el cuadrilátero al Salón de la Fama.

La pelea entre Frazier y Ali fue una de las más de una veintena que se disputaron por el campeonato de los pesos completos, la categoría reina en el mundo del boxeo.

Todas esas peleas fueron las que siempre se recordaran como las más grandes de las disputadas en el Madison Square Garden durante su larga historia, pero también se dieron unos centenares de otras peleas por el cetro mundial y miles de combates más.

También fue el escenario sobre el que se rodaron las mejores películas que llegaron al cine para reflejar la dureza, grandeza y miserias del mundo del deporte del boxeo, rodeado siempre de ese ambiente oscuro y cuestionado por los que siempre se han opuesto a su existencia.

Mañana, miércoles, los directivos del Madison Square Garden tienen previsto celebrar una fiesta especial para oficializar la retirada del legendario cuadrilátero.

La fiesta "especial de retirada" tendrá como invitados especiales a ex figuras como Frazier y a otra veintena de miembros del Salón de la Fama, que han sido campeones en el pasado y presente, además de otros directivos del mundo del boxeo, que ya tienen asegurada su presencia en la celebración.

El vicepresidente del Madison Square Garden Sports Properties, Joel Fisher, confirmó que era el momento oportuno para tomar la decisión de retirar el cuadrilátero para hacerlo todavía más grande e histórico.

"Esta fue obviamente una decisión difícil para nosotros, pero pensamos que era el momento ideal", comentó Fisher. "El cuadrilátero tiene 82 años y estaba comenzando a mostrar su edad. Además, los boxeadores del presente buscan cuadriláteros mayores y por lo tanto debemos adaptarnos a los nuevos tiempos".

Fisher aportó las medidas concretas que tiene el legendario cuadrilátero del Madison Square Garden y las que tendrá el nuevo que ocupe su lugar.

Entre cuerdas, el viejo cuadrilátero mide cinco metros y 75 centímetros por cada lado, algo que ya no se da en el mundo actual del boxeo para realizar las peleas.

Siguiendo la imposición de las exigencias de los actuales amantes al mundo del boxeo y su realidad, el nuevo cuadrilátero ha pasado a tener 6,10 por 6,10 metros y el debuto oficial será el próximo 6 de octubre.

Los afortunados y protagonistas que inauguraran el nuevo cuadrilátero del Madison Square Garden será el ruso Oleg Maskaev defienda su título de campeón de los pesos pesados, versión Consejo Mundial de Boxeo (CMB) ante el nigeriano Samuel Peter, que reside en Las Vegas (EEUU).

"No tenemos ninguna duda que será una gran pelea, digna de comenzar una nueva era en la historia del boxeo dentro del Madison Square Garden", subrayó Fisher. "Son dos peleadores que darán un gran espectáculo".

Dejá tu comentario