Sergio Federovisky, sobre el agronegocio: "En mi opinión, el monocultivo en Argentina tiene poco lugar en el futuro"

El viceministro de Ambiente de la Nación aseguró que está de acuerdo con el modelo de producción de alimentos propuesto por Jóvenes por el Clima, basado en la agroecología. "Con Juan Cabandié estamos planteando una ética del siglo XXI", afirmó.

El viceministro de Ambiente de la Nación, Sergio Federovisky, opinó que el modelo productivo de Argentina basado en el monocultivo de soja y maíz debería tener “poco lugar en el futuro”.

“Nosotros desde el ministerio de Ambiente estamos planteando una ética del siglo XXI en la cual esa transición (del modelo de producción basado en el agronegocio) tiene que llevar a un modelo no sólo más inclusivo en materia social sino también más sustentable, en el cual, creo yo -y esta es una opinión más personal- el monocultivo, por ejemplo, tiene poco lugar en el futuro”, aseguró en una entrevista para el programa Minuto a Minuto de C5N conducido por María Belén Aramburu y Roberto Funes.

Con motivo del Día internacional del Medio Ambiente, el 5 de junio a las 20, Federovisky lanzará en la página de la Fundación Ambiente y Medio su documental Punto de no retorno, en el que aborda las principales problemáticas de la crisis climática global, como las sequías, el derretimiento de los Glaciares, las migraciones por olas de calor, la falta de agua potable y los recurrentes incendios.

En el film, el viceministro plantea que los Gobiernos deben ir hacia una adaptación para mitigar los efectos del calentamiento global, y menciona, con entrevistas a científicos del Conicet y de la NASA, el cambio de los modelos productivos de alimentos y la explotación de combustibles fósiles.

PUNTO DE NO RETORNO

Dos modelos opuestos de desarrollo productivo

En Argentina, el monocultivo se soja -y en menor medida de maíz- ocupa 25 millones de hectáreas. Además, al menos 12 millones de personas residen en zonas donde se arrojan más de 500 millones de litros de agrotóxicos anuales, indican Maristella Svampa y Enrique Viale en su libro El colapso ecológico ya llegó.

Además, según un informe de actualización técnica de soja del INTA (Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria) de 2019, Argentina es el tercer productor y exportador de poroto de soja y ocupa el primer puesto como exportador de aceite, harina de soja y biodiesel. Todo esto, a cambio de dólares en un país endeudado.

Al ser consultado sobre la iniciativa del gobierno de Alberto Fernández de crear una dirección de agroecología dentro del ministerio de Ambiente, pero a su vez de aprobar recientemente el uso de trigo transgénico para intensificar ell modelo productivo "del campo" dominante, Federovisky señaló que junto al ministro de Ambiente Juan Cabandié plantean otro tipo de “ética” de producción basada en la regeneración de la Tierra, el cultivo sin pesticidas y una producción diversificada.

soja.jpg
Producción de soja en Argentina.

Producción de soja en Argentina.

“Vamos de lo general a lo particular. Cada uno de los países tiene que hacer la transición de un modelo claramente no sustentable como es el modelo que está vigente desde la posguerra, hacia el modelo que yo denomino del siglo XXI, que es por ejemplo el que proclaman los Jóvenes por el Clima. Es un modelo que tiene que ser sustentable y en el cual la relación entre la sociedad y la naturaleza no tiene que ser de sojuzgamiento”, comentó.

Luego detalló: “Lo que necesitamos es un modelo que armonice con la naturaleza. Pero también es cierto que la Argentina tiene urgencias. Es un país con cuarenta y pico por ciento de pobres y hay que responder a esa situación. Por lo tanto, estamos en esa transición. Y esa transición tiene tensiones, dificultades, opiniones contradictorias, avances y retrocesos”.

viceministro medio ambiente

¿El canje de deuda por acción climática podría significar una pérdida de soberanía?

El viceministro, además, respondió sobre la iniciativa del ejecutivo de canjear deuda por acciones climáticas, es decir, destinar territorios para promover energías renovables con acuerdos internacionales. “Considera que esto puede llevar a una pérdida de soberanía?", indagó la periodista Nadia Barreiro.

“No, yo creo que si la lucha contra el cambio climático es una lucha global, cada uno de los integrantes de esa globalidad tienen que cumplir cada uno su lugar. Me refiero a los países desarrollados, que además son los grandes contaminantes, y los países en desarrollo que han sido perjudicados y que hoy tienen una dotación de recursos naturales para ofrecer. Por supuesto que comparto la posición del presidente Alberto Fernández y del ministro Juan Cabandié, soy precisamente el viceministro de Ambiente, y comparto fuertemente la idea de que la Argentina tiene que hacer valer la dotación de recursos naturales. El país tiene la posibilidad de canjear eso ofreciendo situaciones de mejoras en materia climática y ambiental contra el beneficio de ver reducir su deuda económica, además frente a una deuda que ha asumido el gobierno anterior de modo casi irresponsable, por ser suave.

Dejá tu comentario