Así se vivió el Paraíso Fernetista, la puerta de entrada al Cosquín Rock

Sociedad

La marca del icónico fernet elevó su juego en Córdoba con una experiencia única e innovadora. Así se vivió un fin de semana en el paraíso, a pura música y fernet.

En una nueva edición, el tan esperado Cosquín Rock marcó otro capítulo en la historia musical argentina. El festival, que volvió a copar el Aeródromo Santa María de Punilla y cuya oferta musical integra una amplia variedad de géneros, volvió a cautivar a los amantes de la música en todo el país. Y una vez más, el Paraíso Fernetista se consolidó como el epicentro de los apasionados por la música y el fernet.

Fernet Branca es mucho más que una bebida. Hablamos de una tradición que ha encontrado su lugar en el corazón de los argentinos y en especial de los cordobeses. Este sentimiento compartido entre la marca y sus devotos se volvió a manifestar con fuerza en el Cosquín Rock con una propuesta superadora durante todo el fin de semana, que les permitió vivir una experiencia única en el festival más importante del país.

image.png

La apuesta de Fernet Branca en Córdoba

En la provincia más fernetera del país, Branca dejó una huella imponente y lo hizo con una propuesta cargada de innovación.

Así, la marca apostó fielmente a ofrecer una experiencia integral y superadora a todos los fanáticos, porque “desde el momento en que llegás a la provincia, la marca te recibe con los brazos abiertos y te sumerge de lleno en su Paraíso Fernetista, ofreciendo una bienvenida que va más allá de lo convencional”, cuenta Inés Saccone, Brand Manager de Fernet Branca. “Además, las activaciones en el predio fueron pensadas para disfrutar del festival de una manera diferente, desde actividades interactivas que desafían los sentidos hasta un laberinto único que invita a explorar las dimensiones del universo del fernet, cada rincón del Paraíso Fernetista está concebido para brindar una experiencia única“, añade Inés.

image.png

Con Fernet Branca como creadora de esta puesta única, el Paraíso Fernetista deslumbró a las miles de personas que llegaron a Santa María desde toda la región, ofreciéndoles un viaje lleno de sorpresas, diversión y la oportunidad de sumergirse en la auténtica cultura fernetera que ha vuelto a dejar una marca en el Cosquín Rock.

Dejá tu comentario