Alerta por calor y temperaturas extremas en Buenos Aires y otras siete provincias

Sociedad

El Servicio Meteorológico Nacional mantenía avisos por altas temperaturas para este jueves en varias zonas del país.

El Sistema Meteorológico Nacional (SMN) renovó para este jueves los alertas por calor y temperaturas extremas para ocho provincias del territorio argentino, incluida la provincia de Buenos Aires.

Se trata, por un lado, de un alerta amarillo que alcanza a toda la provincia de Buenos Aires menos el conurbano y la zona norte, todo La Pampa, todo Mendoza, todo San Luis menos el norte, sur de San Juan, todo Neuquén, todo Río Negro y todo Chubut.

En parte de la zona sur de Buenos Aires, noreste de Mendoza, centro de Río Negro, sureste de Neuquén y cordillera de Chubut, el aviso sube a alerta naranja; mientras que en el norte de Río Negro, oeste de La Pampa y este de Neuquén, a alerta roja.

Qué significa cada nivel de alerta por calor

El nivel amarillo alerta sobre los "efectos leves a moderados en la salud", que pueden volverse peligrosos sobre todo "para ciertos grupos de riesgo, como los niños y niñas, y también las personas mayores de 65 años, con enfermedades agudas o crónicas".

El alerta naranja implica un efecto moderado a alto en la salud, por lo que las temperaturas pueden ser muy peligrosas, especialmente para los grupos de riesgo.

Por último, el alerta rojo significa que el calor puede tener un efecto alto a extremo en la salud. En este caso, las temperaturas son muy peligrosas, y pueden afectar a todas las personas, incluso a las saludables.

Recomendaciones ante el calor y las temperaturas extremas

El SMN recomienda aumentar el consumo de agua, sin esperar a tener sed para mantener una hidratación adecuada, no exponerse al sol en exceso, ni en horas centrales del día (entre las 10 y las 16 horas) y prestar atención a bebés, niños y niñas y a personas mayores.

Además, evitar comidas muy abundantes, ingerir verduras y frutas y reducir la actividad física. También sugiere usar ropas holgadas, ligeras y de colores claros; sombreros, anteojos oscuros, y "permanecer en espacios ventilados o acondicionados".

Se recuerda que no existe tratamiento farmacológico contra el golpe de calor y sólo "los métodos clásicos citados, pueden prevenirlo y contrarrestarlo a tiempo".

A su vez, el SMN precisa que "ante una sed intensa y sequedad en la boca, temperatura mayor a 39º C, sudoración excesiva, sensación de calor sofocante", piel seca, agotamiento, mareos o desmayo, dolores de estómago, falta de apetito, náuseas o vómitos, dolores de cabeza, entre otros, se deberá solicitar, de inmediato, asistencia médica, trasladar a la persona afectada a la sombra, a un lugar fresco y tranquilo e intentar refrescarla, mojarle la ropa y darle de beber agua fresca, e informase por las autoridades".

Embed

Dejá tu comentario