Cinco trucos caseros para cuidar tu ropa de las polillas

Sociedad

Las polillas son grandes enemigos de nuestra ropa favorita y cuando creemos que no aparecen, llegan para complicarnos la vida.

Las larvas de las polillas se alimentan de las fibras de las telas, especialmente las de origen animal, como la seda, la lana, los tejidos de angora y las pieles y cuando creíamos que con una pastilla las teníamos controladas de golpe aparecen y nos dan un dolor de cabeza.

¿Qué atrae a las polillas? Las polillas sienten predilección por prendas sucias, humedad, rincones que no están aspirados y tienen polvo, residuos, etc. Puedes usar deshumidificadores y recomendamos usar un trapo húmedo y aspirar todos los rincones, si tienes la impresión de tener polillas en tu armario. Es importante también, con las prendas que sea posible, lavar con agua muy caliente para evitar larvas o huevos.

Cinco trucos para prevenir las polillas en tu placard

Placard
Placard
Placard

1. Poné bolsas de lavanda en tu placard: La lavanda es un antipolillas natural y muy efectivo, que no te dejará ningún olor químico ni perjudicial para la salud y por el contrario, aromatizará agradablemente tu clóset. Puedes colgar en tu placard y poner en los cajones bolsitas de tela con lavanda y verás los cambios muy rápidamente.

2. Usá cáscaras de limón y naranja en bolsitas: Puedes usar estas cáscaras y darles una vida útil para combatir las polillas guardándolas en bolsitas de tela en cajones y placard para que no manchen tu ropa. Le darás un aroma perfumado a tu clóset y evitarás las polillas de una vez por todas.

3. Mantené tu placard ordenado y limpialo con vinagre blanco: A las polillas les encanta la ropa sucia y con poca ventilación, así que acostúmbrate a limpiar regularmente tu placard y sacar la ropa, puedes limpiar los armarios con un trapo humedecido con vinagre blanco.

4. Usá aceite de cedro: Este aceite de árbol de cedro es un gran repelente para las polillas, así que si no te gusta el olor de la lavanda y el limón, puedes probar con cedro, poniendo una botellita pequeña en diferentes partes de tu clóset con cuidado para no manchar tu ropa. También puedes perfumar un tronco con este aceite y verás que funciona muy bien.

5. Clavos de olor: Puedes usar clavos de olor en los bolsillos de tus abrigos y prendas de lana. Es especialmente útil para alejar las polillas de la ropa más delicada o de los tejidos orgánicos. Se pueden comprar en dietéticas o en vía digital.

Fuente: El Espectador.

Dejá tu comentario