Alumnos porteños tomaron cinco escuelas técnicas

Sociedad

Se oponen a reformas curriculares que la administración de Macri implementaría desde el año próximo.

Los alumnos de cinco escuelas técnicas de la ciudad de Buenos Aires tomaron este lunes las instalaciones en rechazo a las reformas curriculares que planifica el gobierno porteño a partir del próximo año.

"La escuela técnica 35 del barrio Monte Castro está tomada y hay otros cuatro colegios más en esta condición. Vamos a reunirnos esta noche los integrantes de varias escuelas para planificar allí nuestra acción en total rechazo a las reformas propuestas en la ciudad", le explicó a la agencia Télam un chico del centro de estudiantes del Normal 1.

La reacción de los estudiantes surgió tras la reunión que mantuvieron varios delegados con el ministro de Educación porteño, Esteban Bullrich, quien les explicó los alcances de las reformas que se van a implementar.

Juan, estudiante de la escuela técnica 35 de Monte Castro, sostuvo que ese establecimiento ya había sido ocupado ante la negativa del gobierno porteño de escuchar sus propuestas.

"Entre las reformas que quieren imponernos en las técnicas sin escuchar a los estudiantes está la supresión del turno noche, lo cual dificultaría que muchos alumnos puedan cursar ya que hay bastantes chicos que trabajan y estudian", dijo.

El estudiante señaló, además, que "hace tres meses cuando se planteó la reforma en las escuelas técnicas nos habían prometido que iban a atender nuestras demandas de no reducir la carga horaria en materias de laboratorio y talleres, pero luego nos dijeron que la reforma ya estaba cerrada".

En el 2009 el Consejo Federal de Educación elaboró diez propuestas básicas para que las provincias apliquen en sus jurisdicciones con el fin de unificar los contenidos que se enseñan en las escuelas secundarias de todo el país.

Estos cambios, que influyen en las distintas especializaciones que tiene el secundario en cuanto a materias y cargas horarias, deberían implementarse a partir de marzo del año próximo, para que los títulos que extiende cada jurisdicción tengan validez nacional.

La ciudad de Buenos Aires comenzó en mayo pasado una serie de reuniones con representantes de escuelas técnicas y allí surgieron los primeros conflictos cuando los estudiantes realizaron marchas para oponerse a las modificaciones.

Entre los cambios, la reforma propone la reducción en la carga horaria de materias de laboratorio y de taller, el incremento de materias humanísticas y la supresión del turno noche para unificarlo con el vespertino.

Lucía Frasco, del centro de estudiantes del Mariano Acosta, advirtió que los cambios "afectarían a todas las escuelas, no sólo a las técnicas, especialmente en aquellas donde existen especializaciones, como físico-matemática o comunicación social".

La estudiante reclamó por la falta de información que existía en las escuelas pero aseguró que las autoridades del Ministerio de Educación porteño prometió que los cambios "se podían postergar hasta marzo del año 2014, con lo que habría más tiempo de debate".

El estudiante del Normal 1 precisó que si bien el tiempo de aplicación se podía extender "nos comunicaron que la reforma ya estaba cerrada y que no íbamos a poder elaborar nuestras propuestas, por lo que algunos chicos salieron de esa reunión con la idea de plantear un plan de lucha".

Dejá tu comentario