Las 5 escapadas a 2 horas de Buenos Aires ideales para los feriados de junio

Turismo

Conocé estos cinco lugares de la Provincia de Buenos Aires para desconectar de la rutina y aprovechar en las vacaciones de invierno.

A horas y pocos kilómetros de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires hay diversos lugares de la Provincia de Buenos Aires para conocer y hacer una escapada de fin de semana. Te recomendamos cinco lugares para que tengas en cuenta para las vacaciones de invierno.

Cinco escapadas en Buenos Aires

San Antonio de Areco

San Antonio de Areco, un pintoresco pueblo ubicado en la provincia de Buenos Aires, cautiva a visitantes y lugareños por igual con su encanto histórico, su rica cultura local y sus hermosos paisajes campestres. Situado a solo 120 km de la Capital Federal, es fácilmente accesible en auto a través de la Ruta Nacional 8 o en autobús desde la terminal de Retiro.

Entre los pueblos con encanto de la provincia de Buenos Aires, San Antonio de Areco se destaca por su desarrollo y su arraigada identidad cultural. Su plaza principal, la Plaza Arellano, alberga los edificios más emblemáticos de la ciudad, incluyendo la Comisaría, la Municipalidad, el Registro Civil y la Parroquia San Antonio de Padua. A pocos pasos de la plaza, el museo y taller de platería de la familia Draghi, fundado en 1960, exhibe una impresionante colección de piezas gauchas del siglo XIX elaboradas en plata.

San Antonio de Areco.png

Caminar por la Ribera de Areco, bordeando el río, es una experiencia única que permite explorar puestos de artesanos locales, desde plateros hasta tejedores y ceramistas. Además, se pueden encontrar tiendas de antigüedades, restaurantes y casas de campo que añaden aún más encanto al lugar. Disfrutar de una tarde junto al río es una opción popular, con áreas de parques que ofrecen parrillas públicas para asados y un pequeño mercado artesanal durante los fines de semana.

El Museo Gauchesco Ricardo Güiraldes es otro punto de interés destacado en San Antonio de Areco, ubicado en una antigua estancia de campo. Muchos visitantes eligen el pueblo para disfrutar de un auténtico día de campo en sus estancias, con tours disponibles desde Buenos Aires o directamente desde el pueblo.

Al cruzar el Río Areco hacia el norte, se encuentra la histórica pulpería La Blanqueada, un establecimiento de campo que en tiempos pasados servía a residentes, viajeros y comerciantes. Hoy en día, esta pulpería ofrece una experiencia única con una exhibición de elementos típicos del lugar, y su patio trasero brinda acceso al Parque Criollo, una joya más de este encantador pueblo argentino.

Capilla del Señor

Capilla del Señor, el primer pueblo declarado de interés histórico nacional en Argentina, continúa siendo uno de los más auténticos de la provincia de Buenos Aires, conservando no solo su arquitectura original, sino también su estilo de vida tradicional. Ubicado a aproximadamente 70 kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires, es fácilmente accesible en auto por la Panamericana Ramal Pilar hasta el kilómetro 69 de la Ruta Nacional Nº8, y luego tomando la Ruta Provincial Nº39. También se puede llegar en tren utilizando el ramal Mitre con combinación hacia Capilla del Señor, o en autobús desde Plaza Italia.

Capilla del Señor 1.png

Al recorrer sus calles, se respira historia en cada rincón, desde el antiguo cementerio en el centro de la plaza hasta la histórica casa Miralejos, el salón Roma y el antiguo club social de los inmigrantes. El cementerio, con sus mausoleos imponentes y elaborados, es un verdadero museo al aire libre. Entre las construcciones destacadas se encuentran la Posada del Palomar de 1838, una de las más antiguas del lugar, el Templo Parroquial y la pulpería Los Ombúes. Esta última, un histórico almacén ahora atendido por doña Elsa, la nieta del fundador, sigue siendo un punto de encuentro para los lugareños, donde se reúnen por las tardes para compartir momentos de camaradería.

Otro atractivo imperdible es el Museo de Periodismo Bonaerense, que exhibe antiguas máquinas de escribir y prensas utilizadas para imprimir los periódicos de la época, así como diversos objetos de la vida cotidiana de entonces. Este museo ofrece una fascinante mirada al pasado, permitiendo a los visitantes sumergirse en la historia del periodismo argentino y la vida en el siglo XIX.

Chascomús

Chascomús se presenta como una escapada perfecta para un fin de semana tranquilo y lleno de actividades al aire libre. Ubicado a poco más de 120 kilómetros de Buenos Aires, es fácilmente accesible a través de la Autovía 2.

La laguna de Chascomús es el corazón de la ciudad y el principal atractivo para los visitantes. Su costanera invita a pasear, hacer ejercicio, correr o andar en bicicleta. En lugares como "la escalinata", los jóvenes se reúnen para disfrutar del mate y la música. Además, la laguna ofrece oportunidades de pesca para aquellos que buscan una experiencia tranquila en contacto con la naturaleza.

Chascomus 2.png

En las orillas de la laguna, frente al casco histórico, se encuentran dos monumentos importantes relacionados con la democracia argentina: uno diseñado por Clorindo Testa en conmemoración de los 25 años de la recuperación democrática, y una estatua en honor al ex presidente Raúl Alfonsín, quien nació y creció en Chascomús. La casa del ex presidente también es un punto de interés para los visitantes.

La plaza principal alberga edificios históricos como la Iglesia, la Municipalidad y el Teatro Municipal, así como la Casa de Casco, que funciona como museo y cuenta la historia de la familia Casco y de la ciudad.

Para quienes viajan con niños, el Parque Acuático Puerto Aventura ofrece una amplia gama de entretenimiento, con toboganes de agua, plaza blanda, inflables y áreas de parrillas, perfecto para disfrutar de un día de verano en familia.

Lobos

Lobos se destaca como un destino popular para escapadas de fin de semana y alquiler de quintas, atrayendo especialmente a grupos que buscan celebrar despedidas de solteros. Ubicado a unos 100 km al suroeste de la Ciudad de Buenos Aires, es accesible en auto a través de las Rutas Provincial Nº41 y Nacional Nº205, o en tren mediante los ramales Roca y Sarmiento.

La laguna de Lobos, junto a la Costanera Municipal, es una de las principales atracciones de la ciudad y un lugar ideal para la práctica de deportes acuáticos. Los visitantes pueden alquilar botes y kayaks para explorar la laguna o disfrutar de la pesca, ya que la laguna ofrece una amplia variedad de peces. Además, es un sitio excelente para el avistaje de aves, con especies como biguás, garzas, espátulas rosadas y patos.

Lobos 2.png

El encanto de Lobos también reside en sus tranquilas calles, bordeadas por antiguas casas que ofrecen un vistazo al pasado. Entre las construcciones más destacadas se encuentra la Iglesia Nuestra Señora del Carmen, de estilo neogótico; la Casa Natal de Juan Domingo Perón, que ahora funciona como museo y conserva la arquitectura de finales del siglo XIX y principios del XX; y el Club Social Lobense, fundado en 1894, con una fachada que fusiona influencias neoclásicas y art decó.

La Estación del Ferrocarril Lobos de la Línea Sarmiento, que aún está en funcionamiento, es otra joya arquitectónica de la ciudad. Construida en 1890 en un estilo típicamente inglés, es un punto de interés histórico. Alrededor de la estación, los visitantes pueden encontrar otras atracciones como la Biblioteca Héroes de Malvinas, gestionada por la Asociación de Excombatientes; el Club de Radioaficionados; la Plazoleta de los Inmigrantes; y el Galpón Cultural, que enriquecen la experiencia cultural de quienes visitan Lobos.

Zárate

Zárate, ciudad cabecera del partido homónimo, se sitúa a 108 km al norte de la Ciudad de Buenos Aires y es accesible en auto a través de la Ruta Nacional Nº9.

En el corazón de la ciudad, destacan lugares emblemáticos como el Palacio Municipal, la Plaza Mitre con su hermosa fuente, el anfiteatro, la Plaza Italia, el Teatro Coliseo, el Museo Histórico Quinta Jovita y la Antigua Estación del Ferrocarril Urquiza. Como Capital Provincial del Tango, Zárate ofrece una activa escena tanguera que invita a sumergirse en la pasión de este género musical.

Zarate 2.jpg.jpg

El Delta del Paraná constituye el pulmón natural de Zárate. El Paseo Costanera y la Isla Botija, representativas de la ecorregión Delta e Islas del Paraná, son lugares ideales para disfrutar de la naturaleza y la serenidad del entorno, así como para observar la fauna local y explorar sus muelles y espacios recreativos. Al caer la tarde, contemplar el espectacular atardecer sobre el Puente Zárate - Brazo Largo es una experiencia inolvidable.

En las proximidades, se encuentran diversas estancias familiares que ofrecen actividades recreativas y espectáculos criollos junto al río, además de la oportunidad de degustar platos típicos regionales. Más allá del área urbana, Zárate brinda una amplia gama de opciones para el turismo rural, perfectas para aquellos que buscan una experiencia tranquila y en armonía con la naturaleza.

Embed

Dejá tu comentario