La jefa de Estado habló este lunes, cuando salía de su departamento, ubicado en el barrio porteño de Recoleta, hasta donde llegó para iniciar su mudanza. Ante la prensa, insistió con que la asunción de Mauricio Macri "se va a hacer lo que dice la Constitución".
Pasadas las 18 de este lunes, al salir de su departamento ubicado en las calles Juncal y Uruguay, la mandataria contestó una sola pregunta de los periodistas que hacían guardia en su casa, y ratificó que el traspaso de mando a su sucesor Mauricio Macri "va a ser como dice la Constitución" nacional.

El artículo 93 de la Carta Magna indica que "al tomar posesión de su cargo el presidente y vicepresidente prestarán juramento, en manos del presidente del Senado y ante el Congreso reunido en Asamblea, respetando sus creencias religiosas, de: desempeñar con lealtad y patriotismo el cargo de presidente (o vicepresidente) de la Nación y observar y hacer observar fielmente la Constitución de la Nación Argentina".

El domingo, la Presidenta denunció "maltrato personal" de Mauricio Macri durante la comunicación telefónica mantenida el sábado por la tarde en relación a la ceremonia del traspaso de bando. Dijo que el líder de Cambiemos le "exigió" a "gritos" que la ceremonia para recibir la banda y el bastón debía ser en la Casa Rosada. Cristina le recordó al mandatario electo que el 10 de diciembre "no es su fiesta de cumpleaños sino el día que asume como Presidente de todos los argentinos".