Representantes del Kirchnerismo y del Macrismo se reunieron este martes en el Senado de la Nación para coordinar la ceremonia de traspaso del 10 de diciembre.

Participaron el vicepresidente, Amado Boudou, el Secretario General de la Presidencia, Eduardo de Pedro, el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, y el futuro secretario general, Fernando De Andreis.

Durante la reunión se plantearon todos los temas referidos a la organización de la ceremonia del día 10 de diciembre. Entre otros requerimientos que fueron acordados, el presidente electo solicitó utilizar un auto descapotable para su traslado y ser escoltado por los Granaderos a caballo.

Luego de la reunión, de Pedro remarcó que "nosotros acercamos una propuesta racional, que consiste en que la Presidenta irá al Congreso de la Nación, presenciará la jura del presidente electo y dejará los atributos en el recinto, para que desde allí puedan ser trasladados a la Casa Rosada".

Embed
"Ante esta propuesta se nos notificó la existencia de un pedido de medida cautelar al Poder Judicial para que dictamine que la Presidenta deje de su cargo a las 00 horas del día 10, antes de que asuma el electo. Con esto quieren evitar la presencia de Cristina Kirchner en la jura del nuevo presidente. Esto es algo inédito en la historia argentina, la legislación es clara e indica que el Presidente asume al momento de la jura", continuó de Pedro.

"Es evidente que con el pedido al Poder Judicial, lo que está buscando Macri es que Cristina no participé de la ceremonia, entorpeciendo el acto institucional establecido en el artículo 93 de la Constitución Nacional", señaló.

Las negociaciones pasaron a un cuarto intermedio hasta las 17, mientras los representantes del macrismo van a consultar con Mauricio Macri esta propuesta intermedia.