El cielo de la Navidad tendrá características especiales este año porque coincidirá con el momento de mayor aproximación de un asteroide y la entrada de la luna en fase llena.
Una Navidad con luna llena es algo que no ocurría desde hace 38 años y no tendrá oportunidad de repetirse hasta 2034, según informó la agencia Europa Press.

Se trata, además, de la última luna llena del 2015 y la primera del verano que comenzará astronómicamente tres días antes, el 22 de diciembre.

Concretamente, el satélite llegará a su máximo esplendor a las 08.11 del 25 de diciembre (hora argentina).

Por otro lado, la Nasa informó que un asteroide se acercará a la Tierra en vísperas de Navidad y sin riesgo de impacto.

Se trata del 2003 SD220 que estará a una distancia de 11 millones de kilómetros de nuestro planeta (28 veces la distancia que hay entre la Tierra y la Luna) el próximo 24 de diciembre.

El cuerpo celeste es de gran tamaño -entre 0.8 y 2.4 kilómetros de ancho- y viaja a una velocidad de ocho kilómetros por segundo.

El asteroide no se verá a simple vista pero podrá ser observado por telescopios. No será la primera vez que el 2003 SD220 pase cerca de la Tierra: se volverá a acercar en diciembre de 2018 y de 2021.