Un hombre de la India sufre una condición médica extrema que le deformó la cara al punto de que parece un elefante, por lo que creen que es la reencarnación de Ganesha.
Kanai Das, de 42 años, se convirtió en una suerte de deidad en la India después de que la mitad de su cara se convirtiera en lo más parecido a la trompa de un elefante debido a una condición médica extrema.

Su parecido a un paquidermo le valió la identificación con el dios Ganesha, pero aún así debe vivir de las limosnas que le dan en la calle porque no puede trabajar, informó el sitio New York Daily Post.

hombre elefante 1.jpg
Kanai nació con un bulto en su cara que gradualmente se desarrolló hasta convertirse en varios pliegues de piel que le cubren el ojo derecho y llegan hasta su pecho. Hoy en día junta hasta 5 dólares por día en donaciones de sus vecinos para poder mantenerse.

"Tengo recuerdos agradables de ver con ambos ojos, pero a través de los años me desapareció el derecho. Ya ni me acuerdo de cómo me veía antes", expresó el hombre. Los médicos ya le confirmaron que su condición, la neurofibromatosis, no es operable.

elephant man 2.jpg
"La gente lo venera como a Ganesha y le da dinero. Todos lo aman y buscan su bendición, pero somos nosotros quienes necesitamos una bendición. Vive una vida llena de dolor", explicó Bharati Roy, de 73 años, quien es la madre adoptiva de Kanai.