Lo hizo durante una entrevista a un diario holandés. "Cuando tenía 4 me preguntaron que quería ser de grande y contesté que carnicero, porque me parecía un arte como agarraban el cuchillo", confesó.

En una entrevista con el diario holandés Straatnieuws, Francisco manifestó que no pensaba ser Papa cuando era niño, si no el carnicero del barrio. "Les diré un secreto, cuando tenía 4 años. Una vez me preguntaron qué quería ser cuando creciera y yo dije un carnicero", dijo.

Desde que fue electo líder de la Iglesia Católica en 2013 como el primer Papa no europeo en 1.300 años, Francisco ha recalcado que quiere una Iglesia que sea pobre y para los pobres y ha dado el ejemplo al renunciar a los espaciosos departamentos papales y residir en una pequeña habitación en la casa de huéspedes del Vaticano.

Francisco dijo al diario que él no habría podido vivir en los apartamentos papales, que afirmó son grandes pero no lujosos, "simplemente por razones mentales".

"Habría implicado vivir aislado, este lugar me hace bien porque me siento libre", dijo, agregando que su actual estilo de vida hizo que el Vaticano se sintiera "menos como una jaula dorada".

"Extraño la calle", dijo a sus entrevistadores, pero declinó la invitación a salir del Vaticano para comer pizza, algo que en una publicación previa dijo que también extrañaba hacer.