El Gobierno oficializó la reducción de la tasa adicional del impuesto interno para automóviles, motos y embarcaciones que había implementado Cristina Kirchner en enero de 2014.
El decreto 11/2016, publicado este miércoles en el Boletín Oficial establece que los automóviles cuyo valor de venta sin contar impuestos sea igual o inferior a los 350 mil pesos, quedarán exentos del tributo.

En la última modificación realizada en julio del año pasado, el kirchnerismo había establecido ese límite en los 225 mil pesos, con lo que con los incrementos de precios que experimentó la industria automotriz en los últimos meses, la mayoría de los modelos estaban alcanzados por el tributo.

En tanto, los autos cuyo valor de venta sin impuestos se ubique entre los 350 mil y los 800 mil pesos, estarán gravados con una tasa del 10 por ciento, mientras que los que superen los 800 mil pesos tributarán el 20 por ciento del valor.

Hasta ahora, los autos cuyo precio se ubicaba entre los 225 mil y los 278 mil pesos, tributaban el 30 por ciento, mientras que los que superaban el último valor, la tasa era del 50 por ciento.

Para el caso de las motocicletas, el decreto elevó el piso para el pago del adicional del impuesto interno de 39.700 pesos a 65 mil pesos, mientras que aquellas unidades que superen ese monto, tributarán el 10 por ciento.

Para las embarcaciones, en tanto, quedarán exentas del tributo aquellas cuyo precio de venta sin impuestos sea igual o inferior a los 400 mil pesos, mientras que las que superen ese monto, pagarán una tasa del 10 por ciento de su valor.

La nueva escala del impuesto interno para vehículos tendrá vigencia retroactiva a partir del 1 de enero y hasta el 30 de junio próximo.