La mujer detenida en la villa porteña Ciudad Oculta con droga y dinero en su poder está imputada por "tenencia de estupefacientes con fines de comercialización".
Según informaron fuentes judiciales, Laura Barboza en un principio o no tiene vinculación con la fuga de los condenados por el triple crimen de General Rodríguez.

No obstante, los investigadores ordenaron una serie de peritajes sobre una sábana hallada en una habitación vacía de la casa en la que habita, en la que recientemente fue instalado un equipo de aire acondicionado, para establecer si allí pudieron haber estado Víctor Schillaci o los hermanos Cristian y Martín Lanatta.

La detenida será indagada este jueves por el juez federal Sergio Torres en relación con los delitos vinculados con la ley 23.737, de estupefacientes.

Laura fue arrestada por la Policía Metropolitana en el marco de allanamientos en la investigación por la triple fuga, porque en su vivienda fue hallado un bolso con 200 envoltorios de paco, una balanza y dinero en efectivo.

La Policía llegó hasta ese lugar por orden del fiscal de Azul, Cristian Citterio, a partir de una información que daría cuenta que en esa vivienda se escondió Schillaci.

Pero en el lugar no encontraron al prófugo y hasta hoy Citterio no solicitó la detención de Barboza en la causa de la fuga.
El lugar allanado era una vivienda, toda tapiada y con un aire acondicionado.

"Todo indica en principio que se trata de un bunker de drogas"
, confió una fuente que investiga el caso.

A la mujer se le secuestró un celular que será peritado para conocer el intercambio de llamados y una sábana que también se analizará para intentar dar con un patrón genético y luego determinar quién pudo haberla usado.

Barboza ya había tenido en 2009 otra causa por venta de drogas en el juzgado de Torres.
La mujer está alojada en dependencias de la división Cibercrimen de la Policía Metropolitana y registra un antecedente por delitos similares, en 2009, también en el juzgado de Torres.