Cientos de efectivos de la policía provincial y Gendarmería patrullan los caminos entre las localidades de Matilde y San Agustín. Helicópteros sobrevuelan la provincia para dar con el paradero de los Lanatta y Schillaci. La ministra de seguridad, Patricia Bullrich, se trasladó al lugar.
Unos 500 efectivos de Gendarmería, Policía Federal, Policía de Seguridad Aeroportuaria, junto a agentes de la Policía de Santa Fe y el apoyo de tres helicópteros, patrullaban esta tarde unos 200 kilómetros de caminos rurales entre las localidades santafesinas de Matilde y San Agustín.
Según indicaron fuentes policiales, los agentes revisaban esos dos centenarios poblados de unos 500 habitantes cada uno, y las autoridades comunales le recomendaron a los pobladores no tener contacto con desconocidos y cerrar las puertas.
operativo.avi
La policía local colaboraba, además, en el control de los caminos rurales porque si los que balearon a los gendarmes fueron los evadidos Martin y Cristian Lanatta y Victor Schillachi, no conocerían la zona.

Se hicieron además operativos en un galpón que funciona como hangar en la zona de Matilde, presumiendo que los prófugos pudieron haber usado una avioneta, pero luego se descartó esa posibilidad, precisaron las fuentes.
El lugar se encuentra paralelo a la ruta nacional 19, un acceso directo a la ciudad cordobesa de San Francisco FHA PBF DMM

A unos kilómetros de San Carlos un grupo de gendarmes que, afirman los investigadores, iban tras la pista de los prófugos, fueron atacados a balazos desde una Volkswagen Amarok.
Embed
Cerca de las 11 de este jueves, la ministra de Seguridad, Particia Bullrich, debió abandonar un acto oficial en la Escuela de Gendarmería y se dirigió a Santa Fe.

Bullrich abandonó acto
Según periodistas de Santa Fe, la camioneta Amarok fue abandonada luego del tiroteo y la fuga habría continuado en una Ford EcoSport robada a un poblador de la zona.

Todos los efectivos desplegados recorren diferentes caminos rurales, mientras que las principales rutas de acceso se encuentran blindadas por las fuerzas de seguridad.

En tanto, El fiscal que investiga la fuga del penal de General Alvear, Cristian Citterio, aseguró hoy que volvió a ordenar la detención del penitenciario César Luis Tolosa porque "favoreció la evasión" de los prófugos Martín, Christian Lanatta y Víctor Schillaci.

"Avanzamos tomando algunos testimonios más, arrimando indicios que el jefe de turno Tolosa habría participado en el favorecimiento de la evasión. Entre hoy y mañana estaré tomándole declaración indagatoria", señaló Citterio.