El jefe del Cartel de Sinaloa será alojado en el Altiplano, de donde se fugó en julio del año pasado. sus abogados pelearán contra su posible extradición a los Estados Unidos.
Joaquín "Chapo" Guzmán fue trasladado nuevamente a la cárcel de máxima seguridad El Altiplano, ubicado en Almoloya de Juárez, México, de donde se había fugado en julio del año pasado a través de un túnel cavado desde su propia celda.

Guzmán, de 58 años, fue capturado por miembros de la Armada el viernes pasado en un motel de la localidad de Los Mochis, en Sinaloa, y reingresó en El Altiplano a las 23.10, informó el sitio mexicano El Universal.

El jefe del Cartel de Sinaloa está alojado en un área de la cárcel que cuenta con vigilancia las 24 horas del día y cuyas rejas fueron reforzadas con varillas de acero de 10 centímetros de ancho.

Embed
Mientras tanto, el gobierno de los Estados Unidos podría pedir la extradición de Guzmán, quien enfrenta cargos por lavado de dinero y narcotráfico en Texas, Florida, Nueva York, Arizona, Californa e Illinois.

Los abogados del jefe del Cartel de Sinaloa aseguraron que presentarán un amparo judicial para lograr la "suspención provisional" del gobierno de Washington.

"Puedo confirmar que la práctica de Estados Unidos es buscar la extradición cuando las personas acusadas de cargos en EE.UU. son aprehendidos en otro país", expresó el viernes pasado Peter Carr, vocero del Departamento de Justicia estadounidense.

Poco antes de la captura de Guzmán, el embajador mexicano en Washington, Miguel Basáñez, había afirmado en una entrevista con el diario Reforma que el pedido de extradición del jefe narco "está vigente", por lo que "podría darse más fácil", informó el sitio SDP.