Ronda Rousey se convirtió, en base a soberbias actuaciones dentro del octágono de UFC, en una de las deportistas más famosas y reconocidas del mundo. Y como toda estrella, la peleadora también tiene sus minimos detractores.
En esta oportunidad, un ciudadano estadounidense llamado G.B. White publicó una insólita carta que rápidamente tomó notoriedad mundial en la que acusa a la ex campeona gallo de ser "un hombre que finge ser una mujer para aumentar la audiencia de UFC".

"Tengo pruebas que demuestran a Ronda Rousey vistiendo traje de baño y mostrando su pene en una playa. Ronda utiliza sus premios en los combates para hacer un tratamiento de mejora del pene en una clínica en Jacksonville" ,
escribió el hombre en cuestión en la misiva.

Además de estas acusaciones, White afirma en el mismo comunicado que la peleadora también mantuvo relaciones sexuales con otro ex campeón de la organización más importante de las artes marciales mixtas, Jon Jones.

"Revelo un gran escándalo y por eso temo que Ronda Rousey pueda usar sus habilidades de kickboxing y judo para golpear mi cabeza y cerrarme la boca",
aclara.

UFC.jpg
Lo cierto es que Rousey se recupera tras perder su título y su invicto en la UFC frente a Holly Holm en noviembre pasado y se encuentra alejada de los flashes, por lo que no se proclamó aún al respecto.