El capo narco intercambió varios mensajes con Kate del Castillo antes de la entrevista que finalmente le costó la libertad al revelar prácticamente su ubicación. "Te cuidaré más que a mis ojos", le dijo "El Chapo" a la actriz.
El narcotraficante Joaquín "El Chapo" Guzmán se mostró fascinado y cariñoso con la bella actriz Kate del Castillo en los mensajes telefónicos revelados hoy por la prensa de México, previos al encuentro que mantuvieron junto al actor estadounidense Sean Penn y a dos colaboradores de la dama, uno de ellos un argentino al que mencionan como José.

Al hablar sobre la planificación del viaje, "El Chapo" le dice a la actriz: "Te cuidaré más que a mis ojos". Ella le responde desde el celular del abogado que hace de intermediario: "Me mueve demasiado que me digas que me cuidas, jamás nadie me ha cuidado. ¡Gracias!".

"Va a ser tu presencia algo hermoso, ya que tengo muchas ganas de conocerte y llegar a ser muy buenos amigos; eres lo mejor de este mundo", le dice Guzmán, según informó el diario Milenio.

Ella se centra más en su proyecto, aunque también tiene palabras cariñosas hacia el capo: "Independientemente de nuestro proyecto me da mucha ilusión poder verte a los ojos", le dice Del Castillo.

"Te cuento que yo estoy más emocionado en ti que en la historia, amiga", escribe "El Chapo". Y la respuesta es: "Jajaja, me encanta saberlo. Me chiveaste (ruborizaste), amigo".

Guzmán, que tuvo siete parejas conocidas y 18 hijos en total con ellas -según su biógrafo José Reveles-, y tiene fama de mujeriego, era en ese momento el narcotraficante más buscado del mundo, con una recompensa de cinco millones de dólares ofrecida por Estados Unidos. Sin embargo, probablemente bajó la guardia por su imperioso deseo de encontrarse con la actriz, a la cual incluso le dice su ubicación, cuando las fuerzas de seguridad y los servicios de inteligencia lo estaban rastreando dentro y fuera de México. "Amiga, bien rápido: yo estoy en Sinaloa", escribe.

"El Chapo" también pregunta al intermediario: "¿Cómo se llama el director que vendrá con la dama?" "Sean Penn, y el argentino se llama José", responde el abogado, en relación a uno de los dos "mechudos" (melenudos) que mencionan en los diálogos.

Según había informado antes la fiscalía general de México, la vigilancia sobre uno de sus abogados fue lo que permitió descubrir que el capo estaba teniendo contactos e intercambios con Del Castillo y que se preparaba un encuentro.