María Eugenia Vidal logró la sanción del Presupuesto y la ley fiscal, luego del tropiezo legislativo la última semana de 2015. Contó con el apoyo en general del massismo y el FpV. Las iniciativas serán giradas al Senado para su sanción definitiva.
La Cámara de Diputados bonaerense aprobó esta tarde en general el proyecto de ley de presupuesto de la provincia de Buenos Aires para 2016, que prevé gastos por más de 354.000 millones de pesos, y una autorización de endeudamiento del orden de los 47.800 millones más otros 11.300 millones que serían destinados a los 135 municipios para obras de infraestructura e inversiones en seguridad.
Tras las intensas negociaciones que hubo todo el día entre el Frente para la Victoria (FpV) y Cambiemos, el proyecto fue aprobado en general y será girado al Senado para su sanción definitiva.

Las iniciativas establece que el total de erogaciones será de 354.244.282.441 pesos, de los cuales 183.000 millones estarán destinados a la administración central y 97.000 millones a la Dirección General de Cultura y Educación provincial.

El presupuesto para las otras áreas quedó determinado de la siguiente manera:


El área de Seguridad tendrá un presupuesto de casi 36.000 millones de pesos; Salud más de 22.000 millones; casi 8.400 millones estarán destinados al Ministerio de Desarrollo Social y otros 9.000 millones al de Justicia.

Casi 11.000 millones de pesos fue el presupuesto asignado para el Ministerio de Infraestructura y Servicios Públicos; 2.800 millones para la Agencia de Recaudación de la Provincia de Buenos Aires; 727 millones para Producción, Ciencia y Tecnología; 371 millones para Asuntos Agrarios y unos 624 millones para el ministerio de Coordinación y Gestión Pública.

Por otra parte, la Agencia de Recaudación bonaerense (Arba) deberá cobrar 146.111 millones a través de los impuestos provinciales que, respecto del cierre de la recaudación 2015, implica un aumento de 24,4%.
En tanto, el Impuesto Inmobiliario Urbano proyecta una recaudación de 5.693 millones, mientras que el Inmobiliario Rural se presupuesta en 2.881 millones, redondeando aumentos relativos al cierre de este ejercicio del 26%.

El Impuesto a los Sellos refleja un aumento de los ingresos del 25%, alcanzando un total de 11.283 millones, mientras que el Automotor proyecta una recaudación de 10.877 millones, un 31% más que en 2015.

En promedio, el Impuesto Inmobiliario aumentará un 26% y el Impuesto Automotor subirá entre un 27 y un 30% ya que pese a que no se modificaron las alícuotas, sí aumentó la valuación fiscal de los vehículos.

A la vez, el Plan de Regularización (Ley 11.253) se proyecta con una recaudación prácticamente constante en relación a 2015, alcanzando 5.229 millones, mientras que el Impuesto a la Transmisión Gratuita de Bienes tiene unos ingresos estimados en 591 millones, un 47% más que en el ejercicio actual.

Los Recursos Tributarios de Origen Nacional se fijaron en base a las proyecciones de recaudación de la Ley de Presupuesto de la Administración Nacional, que estima un aumento por todo concepto del 24,7%, alcanzando un monto de 97.322 millones.