Según Inquilinos Agrupados, las que están más perjudicadas son aquellas personas que firmaron sus contratos o renovaron su vínculo con posterioridad al levantamiento del cepo.


Un informe elaborado por una entidad de inquilinos reveló que el alza en el precio de los alquileres alcanzó, en muchos casos, hasta un 60%. La entidad informó que los más afectados son los contratos firmados o renovados con posterioridad a la salida del cepo, concretada por el gobierno nacional.

Según Inquilinos Agrupados "ya a fines del año pasado, el propio gobierno de la Ciudad, a través de su dirección de Estadísticas y Censos, indicó que en el transcurso del último año los alquileres habían aumentado un 34%, cifra que era ampliamente superior a cualquier índice de inflación", informó este sábado Diario Popular.

Los datos de Inquilinos Agrupados se contraponen con los que difundió la semana pasada la consultora Reporte Inmobiliaria, que situó el alza en los precios locativos en torno al 35,37 % en los últimos doce meses.

En este sentido, la entidad que nuclea a los inquilinos cuestionó esas cifras al señalar que "hoy, nos encontramos con que la consultora de las inmobiliarias nos quiere hacer creer que el precio de los alquileres mantiene el mismo índice inflacionario que el año pasado, cuando cualquier inquilino que firmó o renovó un contrato en los últimos 30 días se encontró con aumentos del 40% al 60%".

"A esto le debemos sumar el incremento en el valor de las expensas, que están aumentando a la par de la inflación más alta desde el fin de la convertibilidad y los aumentos que sufrirán las facturas de luz y gas con la inminente quita de subsidios", indicó Inquilinos Agrupados en un comunicado que lleva la firma de su titular, Gervasio Muñoz.

Entre los factores que encarecen los contratos Inquilinos enumeró "las comisiones ilegales que nadie controla, la falta de cumplimiento de las leyes vigentes por parte de las inmobiliaria, que somos el eslabón más débil en la cadena del mercado inmobiliario, que no tenemos institución estatal que nos defienda y que necesitamos leyes que estén a la altura de las circunstancias".

Es ese sentido, la entidad impulsa una Ley Nacional del Inquilino, "que nos otorgue derechos y nos proteja ante la voracidad del mercado y le exigimos al Estado que tenga políticas activas para regular el sector".

Inquilinos lamentó que "el valor del alquiler signifique el 60% de nuestro salario" y que "tengamos que pedir créditos para pagar las abusivas e ilegales condiciones de las inmobiliarias o tengamos que destinar nuestros ahorros a mudanzas de urgencia".