Marco Trungelliti seguramente no olvidará este lunes 18 de enero de 2016, día en que ganó su primer partido en un Grand Slam. El santiagueño se sacó de encima a Josef Kovalik en la primera ronda del Abierto de Australia y escribió su primera gran página como tenista profesional.
Surgido de la clasificación, el argentino derrotó con un contundente 6-4, 7-6 (1) y 7-5 al eslovaco, 251º del ranking ATP, y se metió en la segunda ronda del primer Grand Slam del año.

Trungelliti, 210º de la clasificación, irá por más historia en la próxima fase, en la que enfrente tendrá nada menos que al búlgaro Grigor Dimitrov, 28º del mundo.

En una jornada inaugural más que positiva para los tenistas argentinos, también ganaron Federico Delbonis y Renzo Olivo, mientras que el lunar del día fue Leonardo Mayer, que quedó prematuramente eliminado al caer ante Dominic Thiem.