Fueron lanzadas en las puertas de la Secretaría de Fruticultura local, en reclamo por la crítica situación que atraviesan los chacareros. Piden medidas urgentes al gobierno nacional.

Miles de kilos de peras y manzanas fueron arrojados este jueves por la mañana en las puertas de la Secretaría de Fruticultura de Río Negro en señal de reclamo por la crítica situación que atraviesan los chacareros. La acción busca llamar la atención del Gobierno nacional para que se tomen medidas de manera urgente.

"Se cumplieron las 48 horas que nos habían pedido los funcionarios del gobierno nacional para darnos algún tipo de respuesta y no pasó nada. Por ese motivo nos vimos obligados a tirar la fruta que no pudimos vender", indicó Carlos Zanardi, presidente de la cámara de Fernández Oro, informó el sitio rionegro.com.ar.

Productores Peras y Manzanas Arrojadas.jpg

Zanardi recordó que un grupo de dirigentes de las cámaras de Allen, Regina, Huego y Valle medio viajó el lunes a Buenos Aires para pedirles a los funcionarios del ministerio de Agroindustria que se fije un precio de 5 pesos por kilo para la fruta de empaque y de 2,50 pesos por kilo para la que sea destinada a industria. Además, en ese encuentro, pidieron que se llame a una gran paritaria entre los sectores que componen la actividad frutícola.

Productores Peras y Manzanas Arrojadas.jpg

"Lo que sucede es gravísimo. Por la devaluación de Rusia la pera Packams no se va a poder vender. Tiramos la fruta para que el presidente Macri tome conciencia de lo que no está pasando. El gobernador Weretilneck es el gran responsable de esta situación, él ha peleado por un precio sostén para el petróleo pero no hizo lo mismo con la fruticultura", agregó.

Productores Peras y Manzanas Arrojadas.jpg

Por último Zanardi consideró que "no debería realizarse la Fiesta de la Pera porque no hay nada que festejar". El evento iniciará mañana a las 20 a pocos metros de la Secretaría de Fruticultura, en el predio de Camioneros. "Estamos evaluando acciones sorpresivas", enfatizó.