Carlos Regazzoni denunció por Radio 10 una red de corrupción dentro de la obra social de los jubilados. "No podemos dar un mejor servicio si no recomponemos la situación económica", aseguró el funcionario.

El director ejecutivo del PAMI, Carlos Regazzoni, denunció irregularidades en la compra de medicamentos y dijo que "hay delincuentes que se dedican a falsificar firmas de médicos para comprar remedios" que son destinados a los jubilados.

En declaraciones a Radio 10, aseguró que el PAMI "no puede dar un mejor servicio sino recompone la situación económica" y dijo que el objetivo es que "los afiliados tengas mejores turnos y más medicamentos".

Embed
"Hicimos una denuncia penal a raíz de los datos que surgen de la auditoria que hicimos en el último tiempo", señaló. De esta manera, se refirió al dinero que se pagaba por año para remedios de jubilados muertos.

"Encontramos irregularidades como que una persona de 80 años había comprado 33 remedios, en 19 farmacias distintas, en 4 provincias durante un mes", detalló Regazzoni.

Y agregó: "No hubo controles internos, no se cruzaba el padrón de afiliados con el registro de fallecidos. Había médicos que fraguaban las recetas y en muchos casos había connivencia de las farmacias y hasta de la propia industria".