Pablo Rodríguez Denis
Pablo Rodríguez Denis
Tras las bajas de Fabricio Werdum y Cain Velásquez del evento de este sábado en Las Vegas, todas las miradas estaban puestas en Johny Hendricks, ex campeón welter, que en su pelea ante Stephen Thompson depositaba grandes chances de volver a aspirar al cinturón de la UFC.
Sin embargo, ni el resultado, y mucho menos el desarollo, fue el esperado por la gran cantidad de público presente. Porque fue Thompson el que tomó la iniciativa desde el comienzo mismo y todo fue a pedir de él. Un Hendricks aturdido, quizás algo confiado, fue completamente superado por la potencia de las patadas de un Thompson que no le dio chance alguna.

Luego de algunas soberbias conexiones con los pies en el rostro de su rival, y promediando el primer round, Thompson conectó una serie de golpes que obligaron al árbitro a interceder para darlo por ganador por nocaut técnico, mientras Hendricks sólo atinaba a cubrirse en el piso y contra las rejas.

De esta forma, el ascendente peleador, con el kick boxing como arma letal, se confirmó como uno de los serios contendientes a estar entre los mejores hombres de su categoría, en donde reina actualmente Robbie Lawler.

La pelea co-estelar de la noche en el MGM Grand Hotel entre los pesados tuvo como protagonista al crédito local, el multifacético Roy Nelson, uno de los peleadores más carismáticos de la organización, quien se vio las caras ante Jared Rosholt para intentar superar su racha adversa: había perdido 5 de sus últimas 6 peleas.

Fueron tres rounds casi calcados, en los que la pesada y famosa mano derecha de Nelson fue el factor a evitar por un Rosholt que evitó casi siempre el cruce, aprovechó su altura y escapó cada vez que pudo de los embates de "Big Country".

Así fue como los minutos pasaron y la decisión la tuvieron los jueces, que brindaron un fallo unánime: el ganador fue Nelson, quien volvió a salir victorioso de un octágono luego de casi dos años. Su último triunfo había sido ante el brasileño Antonio Nogueira en abril de 2014.

nelson.jpg
En las otras peleas de la cartelera principal, Ovince Saint Preux, 6° entre los semipesados, le ganó por decisión unánime al brasileño Rafael Feijao, mientras que Joseph Benavídez se ganó una posible lucha por el título mosca al derrotar también por decisión unánime a Zach Makovsky.