Tras la amenaza del gremio de Camioneros de convocar a un paro, el Banco Central optó por postergar la resolución que habilitaba a las entidades financieras a dejar de remitir por correo los resúmenes de cuenta para empezar a hacerlo vía online.
La entidad que preside Federico Sturzenegger escuchó el reclamo y las advertencias del titular del gremio de Camioneros, Pablo Moyano, y dispuso que los resúmenes sigan siendo emitidos en papel y que en forma gradual se haga el cambio a la vía informática.

La medida puso en pie de guerra al gremio de Moyano
, quien había advertido que unos 4.000 empleados de compañías postales podían perder el puesto de trabajo.

El Central empezó a comunicar a los bancos, emisoras de tarjetas, las asociaciones gremiales bancarias, y también a Camioneros
, que continuará el mecanismo de envío, aunque paulatinamente selo irá cambiando para que se los haga vía online.

"No puede ser que todo ese papelerío deje de enviarse a través de los carteros y se utilice sólo Internet. Ya empezaron las suspensiones y el recorte de horas extras", advirtió la semana pasada Moyano.

Originalmente, el Central había comunicado el 14 de enero que los bancos podían remitir a sus clientes los resúmenes de cuenta o de tarjeta de crédito a través de medios electrónicos, tales como el correo electrónico o el acceso a través de homebanking, un servicio por el que no podrán cobrar cargos ni comisiones.

Tras una reunión de directorio, se comunicó que la medida se engloba en "la extensión del uso de medios electrónicos en el sistema bancario, a través de la cual el BCRA aspira a promover la bancarización en todos los estratos de la sociedad, uno de sus objetivos centrales de gestión".

Cuando se desató el conflicto, Moyano convocó a un plenario de delegados para este miércoles y amenazó con llamar a un paro en Correo y Transporte de Caudales. "No va a entrar un peso al Central", disparó la semana pasada el gremialista.