Desde la Cámara Inmobiliaria Argentina admitieron que los inquilinos viven un panorama "bastante angustiante" a raíz de "la inflación de los dos últimos meses y medio". Admitió que hay subas del 40 por ciento y más.
El secretario de la Cámara Inmobiliaria Argentina, Tomás Marolda, admitió este jueves que los inquilinos viven un panorama "bastante angustiante" por los fuertes aumentos en los precios de los alquileres, situación que atribuyó a "la inflación de los dos últimos meses y medio".

El directivo admitió que los contratos de alquiler, en la Ciudad de Buenos Aires, se están renovando con ajustes del 40% o más.

"Nosotros producimos un índice que todavía no está listo por una cuestión de fechas pero sí, a través de sondeos, nos está dando en las renovaciones ese número, lamentablemente", indicó.

En declaraciones radiales, Marolda consideró que "ésto responde a los dos últimos meses y medio. Puntualmente, a tres momentos en los que se remarcaron los precios de la canasta. Estamos hablando cuando el Gobierno saliente suelta los controles de precios, cuando el entrante advierte que va a devaluar y cuando se produce definitivamente la devaluación".
"Es una situación muy dura para el inquilino cuando todavía no ha ido a paritarias, una situación bastante angustiante", resaltó. Por ese motivo, subrayó que la lucha contra la inflación "es la madre de todas las batallas".