Patricio Toranzo, Diego Mendoza y el preparador físico Pablo Santella, quienes permanecían internados en Venezuela luego del accidente sufrido el último miércoles, fueron dados de alta y emprendieron el vuelo de regreso a Buenos Aires.
Los futbolistas de Huracán Patricio Toranzo y Diego Mendoza, y el preparador físico del plantel, Pablo Santella, regresaban esta mañana en un avión sanitario desde Venezuela, donde sufrieron el miércoles pasado un accidente al volcar el ómnibus que lo trasladaba hacia el aeropuerto de Caracas tras su partido por Copa Libertadores.

Embed
Así lo confirmó el presidente de la entidad de Parque Patricios, Alejandro Nadur, quien aclaró que la aeronave fue provista por el gobierno venezolano.

Toranzo, Mendoza y Santella fueron los que sufrieron las mayores heridas cuando el micro que los transportaba volcó en una pendiente tras quedarse sin frenos.

Embed
El volante surgido en River Plate debió ser intervenido y se le practicó "una sección de la parte distal" de cuatro dedos de su pie izquierdo, mientras que Mendoza padeció un corte muy grande en un tobillo causado por esquirlas de vidrio y otro en un brazo.

Santella, por su parte, sufrió una lesión en la pelvis.

Además, en el accidente resultaron heridos el doctor Pedro Di Spagna, con fractura de columna lumbar a nivel de L1 y L5 (vertebras lumbares 1 y 5) en las apófisis transversas, y los futbolistas Lucas Villarruel, con una herida contuso cortante en la rodilla izquierda, y Martín Nervo, con una fractura de columna lumbar nivel L3 (vertebra 3) de la apófisis transversa sin desplazamiento.

Sin embargo, ellos regresaron al país el jueves junto al grueso de la delegación en el avión presidencial que puso a disposición el gobierno venezolano.

El equipo conducido por Eduardo Domínguez había conseguido el martes por la noche una agónica clasificación a la fase de grupos de la Copa Libertadores, tras perder 2-1 ante Caracas en el estadio Olímpico de la UCV, en la capital venezolana, y superar así la fase inicial de aquel certamen.