La entidad convocó a la licitación para destruir los billetes series A y B que ocupan unos 390 metros cuadrados de su bóveda principal. Se estima que el costo de la operación alcanzará los 4 millones pesos.
El Banco Provincia llamó a licitación para destruir las series A y B de los bonos bonaerenses "Patacones", vencidos en 2002 y 2006 respectivamente, que aún ocupan una superficie de 390 metros cuadrados de la principal bóveda bancaria.

El costo estimado de la operación es de aproximadamente 4 millones de pesos y la decisión se tomó porque según estudios ambientales los patacones habrían acumulado niveles superiores a los permitidos de polvo y significarían un riesgo para la salud del personal.

El pliego de licitación le otorga a la empresa que resultare ganadora un plazo de 45 días para retirar las cuasimonedas y 6 meses para su destrucción, recomendando "no utilizar" la cremación, por los componentes tóxicos que tienen en su tinta.

Asimismo, el pliego indica que "no es aconsejable usar la cremación como método de destrucción porque los billetes tienen "composiciones de tintas perjudiciales para el medio ambiente".

Finalmente, en los considerandos del expediente, se establece que la decisión se tomó porque, "según varios estudios ambientales los billetes en poder de la entidad han superado los niveles legales máximos de polvo respirable y ponderación de olores".