Desde la Casa Blanca confirmaron este jueves la visita del presidente estadounidense para el 23 y 24 del mes que viene, después de viajar a Cuba. El último mandatario del país del norte en venir al país fue George W. Bush en 2005, para la IV Cumbre de las Américas.
El anuncio oficial del viaje se hizo este jueves en la Casa Blanca y fue realizado por un alto funcionario del Consejo de Seguridad Nacional de EEUU.

La visita de Obama a la isla será del 21 al 22 de marzo, antes de que el presidente estadounidense viaje a la Argentina, según trascendió para el 23 y 24 de ese mes.

Ben Rhodes, Asesor adjunto de la Casa Blanca en materia de Seguridad Nacional para Comunicaciones Estratégicas y Discursos, fue quien dio a concoer la noticia a través de un comunicado donde expresa:

"Hemos trabajado con Cuba y otros países para apoyar al presidente Santos y al pueblo colombiano ya que bucan poner fin a una guerra civil que duró décadas. Tras el viaje del presidente a Cuba , él y la primera dama viajarán a la Argentina, un país con un nuevo presidente que quiere comenzar un nuevo capítulo de la mejora de las relaciones con Estados Unidos . Este es otro indicio de que el futuro es brillante para los Estados Unidos en nuestro propio hemisferio".


En enero, el diario The New York Times había asegurado que el presidente estadounidense haría dos viajes a América Latina este año y afirmado que el mandatario norteamericano tenía "la intención de visitar Argentina, donde la reciente elección del presidente Mauricio Macri promete mejores relaciones entre los dos países".

Según había señalado el medio norteamericano ABC News la intención de Obama es "trabajar para sacar provecho de la posición de Estados Unidos en Latinoamérica, incluyendo la normalización con Cuba, el apoyo a la búsqueda de la paz y la seguridad en Colombia, y la participación de nuevos líderes como el nuevo presidente de Argentina".

Finalmente, el Times destacó que el presidente de estados Unidos "pasó poco tiempo en América Latina, pero visitar la región durante época de elecciones, tiene ventajas obvias, ya que los votos hispanos serán cruciales en muchos estados".