El arquero Wilfredo Caballero tuvo una actuación soberbia y fue el gran responsable de un nuevo título del Manchester City, que se quedó con la Copa de la Liga ante el Liverpool en Wembley gracias a los tres penales que tapó el argentino en la definición.
Luego de igualar 1 a 1 en el tiempo reglamentario, el trofeo se definió desde los doce pasos, y fue allí donde brilló el ex arquero de Boca, que contuvo tres disparos para que su equipo termine venciendo por 3 a 1.

El argentino se agigantó en la definición, porque contuvo los disparos de Lucas Leiva, Philippe Coutinho y Adam Lallana, en tanto que Can fue el único que acertó para Liverpool. Para el City convirtieron Jesús Navas, Sergio Agüero y Yaya Touré, al tiempo que Fernandinho estrelló su remate en el palo.

Embed
Además de Caballero, en el equipo del chileno Manuel Pellegrini fueron titulares Sergio "Kun" Agüero y Nicolás Otamendi, mientras que Pablo Zabaleta ingresó en el tiempo suplementario. Martín Demichelis, por su parte, fue suplente.

Embed
Ésta es la cuarta Copa de la Liga que gana el equipo de Manchester, tras los títulos obtenidos en 1970, 1976 y 2014.