El ditector del Observatorio de la Deuda Social de la UCA, Agustín Salvi, confirmó por Radio 10 que se duplicaron los lugares de distribución en zonas de "nivel socioeconómico alto". Además aseguró que los vecinos temen hacer denuncias por temor a una venganza.
Embed
"En el Conurbano es todavía mayor el índice", aclaró sin embargo Salvi tras el estudio del Observatorio que dirige y que habla de hasta dónde llegó el narcotráfico entre 2010 y 2014, período en que se duplicaron los lugares de distribución en barrios con un poder adquisitivo más elevado.

"El mayor crecimiento ha tenido que ver con los sectores medios", prescisó, antes de manifestar que "es cierto" el temor de los vecinos a denunciar este tipo de prácticas.

En ese sentido Salvia explicó que: "Una denuncia de este tipo y la no erradicación del problema, de ese grupo delictivo o de la familia, deriva en una venganza".

Entre 2010 y 2011, los investigadores de la UCA a vecinos de la Ciudad para conocer su percepción sobre el narcotráfico. El 12% de los consultados en las zonas de mayores ingresos dijeron saber que en sus calles se vendían drogas. En 2014, el 26% afirmó tener esa percepción.