Ocurrió en una comisaría de la ciudad chubutense de Comodoro Rivadavia. El preso cumplía condena por haber matado a un empresario en 2014 y saltó a la calle desde un patio interno.
Fuentes policiales informaron que el hecho se registró el sábado a la noche en la seccional segunda, de donde logró huir Lucas Avila Maya, quien había sido trasladado allí por "problemas de convivencia" en la Alcaidía.

El preso fue condenado a 17 años de prisión por el robo agravado con arma y el posterior homicidio del empresario Santiago Blanco, ocurrido el 5 agosto de 2014 en su casa del barrio Pueyrredón.

Los voceros indicaron al diario El Chubut que Avila Maya aprovechó el momento de limpieza previo a las visitas para subirse a una silla y saltar desde el patio interno hasta el exterior violentando una reja.
"Lo vimos cuando salía corriendo pero no logramos alcanzarlo", declaró el comisario César Brandt.